https://www.youtube.com/watch?v=qzwaO1njHcs

Los datos de pobreza, empleo y desarrollo reflejan por qué Grecia y Alemania tienen realidades tan distintas, que dificultan un entendimiento para aliviar la crisis helénica.

Alemania, la economía más grande de la Unión Europea (UE), tiene más de 80 millones de habitantes, ocho veces la población de Grecia.

La tasa de desempleo griega es cinco veces la de Alemania y más de la mitad de los jóvenes de Grecia ni estudian ni trabajan. 

Aunque con algunos altibajos, desde el 2006 la economía alemana sigue creciendo, mientras que la griega se ha contraído. 

Además, los costos en vivienda, transporte y alimentación se han incrementado en Grecia a un mayor ritmo que en Alemania. 

El referendo del pasado domingo es sólo una muestra de cómo estas dos naciones perciben la crisis helénica desde dos perspectivas tan distantes.