¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

TRATADDEPERSONAS

La historia de la banda mexicana que se dedicaba al tráfico sexual y cuyos integrantes están presos en EU

Mariana Recamier

Los condenados a 15 años de prisión formaban parte de un grupo criminal que explotaba sexualmente a niñas y mujeres jóvenes de México y Centroamérica


Ene 9, 2019
Lectura 3 min
portada post

Cinco miembros de la organización criminal conocida como Rendon-Reyes recibieron condenas de entre 15 y 25 años en prisión por chantaje, tráfico sexual y otros delitos federales en Estados Unidos, de acuerdo con un comunicado del Departamento de Justicia estadounidense. Otros tres acusados serán sentenciados el 15 de enero.

Los mexicanos fueron condenados por el juez Edward R. Korman la semana pasada en un tribunal de Brooklyn, Nueva York. Los acusados se declararon culpables por los cargos de chantaje, tráfico sexual y otros delitos federales desde 2017 luego de sus arrestos en México y Estados Unidos.

La organización criminal, con sede en Tenancingo, Tlaxcala, México, llevó de forma ilegal a niñas y mujeres jóvenes de México y Centroamérica a Estados Unidos durante más de una década y luego las obligó a ejercer servicios sexuales para el beneficio económico del grupo.

El comunicado del Departamento de Justicia no especifica cifras exactas, pero menciona que la asociación generó cientos de miles de dólares como resultado de la explotación sexual de niñas y jóvenes mexicanas y centroamericanas. El grupo también lavó y envió el dinero a México.

“Los delitos cometidos por los miembros de la organización de trata Rendon-Reyes fueron brutales e impactantes. Espero que las sentencias den a las víctimas cierto sentido de justicia. No toleraremos la explotación de mujeres y niñas con fines de lucro o servidumbre sexual”, declaró Richard P. Donoghue, fiscal de Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York

Según los documentos presentados ante el tribunal, entre diciembre de 2004 y noviembre de 2015, los miembros del grupo Rendon-Reyes, incluidos los acusados, se enriquecieron forzando a las mujeres y niñas a realizar hasta 45 actos sexuales por noche en Estados Unidos y México.

La organización se enfocó en mujeres y niñas vulnerables, algunas de apenas 14 años, de áreas empobrecidas de México y América Central. Los integrantes usaban falsas promesas de amor y matrimonio para atraer a las menores de edad y jóvenes.

En algunos casos, secuestraron a las mujeres y, en una ocasión, a un hijo de una víctima. Los miembros de la organización a menudo hacían acuerdos para que otros traficaran a las víctimas a través de la frontera y dentro de Estados Unidos.

Cuando llegaban a territorio estadounidense, los integrantes de la asociación criminal utilizaban diferentes métodos para obligar a las víctimas a ejercer servicios sexuales, incluidas golpizas severas y repetidas, agresiones sexuales, abortos forzosos, amenazas a las víctimas, sus familias e hijos, así como daños psicológicos.

La investigación, el enjuiciamiento y las extradiciones de los acusados se realizaron mediante la Iniciativa Bilateral sobre Trata de Personas entre Estados Unidos y México.

Desde 2009, los Departamentos de Justicia y Seguridad Nacional de Estados Unidos colaboran con sus contrapartes mexicanas en esta iniciativa para desmantelar de manera efectiva redes de tráfico de personas que operan en la frontera entre ambos países. Estos esfuerzos han logrado juicios federales en contra de más de 170 acusados.

TE RECOMENDAMOS LEER: ¿PELIGRAN LAS EXPORTACIONES DE AGUACATE A EU POR DESABASTO DE GASOLINA?


Notas relacionadas

Jul 24, 2019
Lectura 2 min

Abr 18, 2018
Lectura 3 min

Comentarios