El físico británico Stephen Hawking, que estaba confirmado para presentarse en junio en la Conferencia Presidencial de Israel, anunció que no acudirá por el trato de ese país a los palestinos.

Hawking, de 71 años, quien es director del Centro de Investigación para Cosmología Teórica en la Universidad de Cambridge, envió una carta al presidente israelí Shimon Peres para darle a conocer su decisión de no asistir al evento académico en Jerusalén.

Aunque al principio se especuló que era debido a su salud (padece esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad degenerativa neuromuscular que lo ha dejado paralizado), la Universidad de Cambridge confirmó en un correo electrónico que es debido al asesoramiento de académicos palestinos de que debe respetar el boicot.

El movimiento de exclusión de Israel es encabezado por palestinos, israelíes izquierdistas y otros que se oponen a las políticas del país con los palestinos.

Lo llaman hipócrita

La decisión del científico de unirse al boicot a Israel en protesta a los 46 años de ocupación de Palestina, ha sido calificada como “hipócrita” por los críticos de Hawking quienes consideran que debería dejar de utilizar la tecnología israelí que le permite comunicarse.

Desde que quedó paralizado utiliza un sistema para comunicarse, que según un centro jurídico israelí, fue creado por una empresa de esa nación.