Jennifer Gates, hija del empresario Bill Gates, bromeó al recibir la primera dosis de la vacuna contra COVID-19, después de que numerosas teorías de la conspiración acusan a su padre de crear la pandemia y tratar de controlar a la población mundial con chips que serían insertados a través de las inoculaciones.

La joven ahora forma parte del 11 por ciento de estadounidenses que ya fueron protegidos contra la enfermedad que ha cobrado la vida de millones de personas en el mundo.

Jennifer, de 24 años de edad, fue elegida para recibir su primera dosis la semana pasada, tras considerarse que es una estudiante de medicina de la Escuela de Medicina Icahn.

A través de redes sociales, la hija de Bill Gates compartió una fotografía tras recibir la vacuna, en la que portaba cubrebocas y sostenía un cartel con la leyenda “yo tengo mi vacuna COVID-19”.

TE SUGERIMOS: PREOCUPA A BILL GATES QUE DESINFORMACIÓN PROVOQUE MIEDO A VACUNARSE CONTRA COVID-19

En su publicación, Jennifer habló acerca de la pandemia, la llegada de la vacuna y ofreció explicaciones acerca de las razones por las que obtuvo una dosis en el momento en el que se prioriza a personal médico y adultos mayores.

También pidió a las personas que se vacunaran para asegurar a las comunidades y agradeció a desarrolladores y científicos que hicieron posible la creación de la vacuna.

Tras agradecer al personal de salud, Jennifer bromeó acerca de las teorías de conspiración que aseguran que Bill Gates, su padre, y los gobiernos mundiales buscan implantar chips a la población.

“Posdata: lamentablemente la vacuna no implantó a mi padre genio en mi cerebro ¡si tan solo la ARNm tuviera ese poder!”, expresó Jennifer Gates.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jennifer Gates (@jenniferkgates)