La tarde de este domingo, la canciller alemana, Angela Merkel, explicó que las restricciones no se retirarán hasta que el 70% de la población de Alemania sea inmune al COVID-19.

Y es que de acuerdo con la mandataria, es preciso mantener algunas de las restricciones frente hasta que entre el 60 y el 70% de la población esté inmunizada, de lo contrario se continuarán con las mismas.

Por medio de un video, Merkel respondió a varias cuestiones de los ciudadanos, entre ellas las restricciones de movilidad y comercio que se han implementado con motivo de la pandemia.

La canciller alemana reconoció además que algunas de las medidas acordadas para este noviembre son “amargas y duras”, pero necesarias para mantener bajo control la pandemia.

“Sabemos de otras epidemias, el virus más o menos ha sido vencido cuando entre el 60 o 70 % de la población es inmune, ya sea porque han superado la enfermedad o porque se han vacunado. Entonces se puede levantar todas las restricciones. Hasta entonces debemos vivir con ciertas restricciones que nos impone el virus”, explicó.

Merkel no dibujó ningún horizonte temporal al respecto, aunque se mostró esperanzada con que “dentro de poco” se autoricen las primeras vacunas.

En Alemania, se han confirmado hasta el momento cerca de 660 mil casos, lo que supone alrededor del 0,8 % de la población.

Finalmente, Angela Merkel explicó que empezará el período de vacunación, siguiendo un plan que en estos momentos están acordando el Gobierno central y los Ejecutivos de los 16 Länder, con el apoyo técnico de diversos organismos independientes, como la comisión permanente de vacunación, la Academia de Ciencias Leopoldina y la Comisión Ética.

Lee: México sobrepasa las 95 mil muertes por COVID-19; pero se rompe tendencia ascendente