La publicación satírica española “Mongolia” recibió un duro golpe con la demanda de José Ortega Cano, torero retirado que alega que su honor ha sido vulnerado, tras la impresión de una fotografía suya modificada en la que se le ve como un alienígena, esto en una portada que la revista del 2016.

“Mongolia” está dispuesta a apelar la decisión en los tribunales, debido a que consideran que “no existe vulneración alguna del derecho a la propia imagen, y que debe prevalecer la libertad de expresión”, expresan en un comunicado.

El futuro de esta publicación queda amenazado según expresan en la misiva, recientemente tuvieron una campaña de crowdfunding, con la que lograron reunir 23 mil 700 euros, los que resultan insuficientes, pero lograron solventar gastos del litigio, mismos que están obligados a cubrir.

Este es un reflejo más conservadurismo que se vive actualmente en el país ibérico, ya que desde que se le condenó en enero del 2017 a un año de cárcel a César Strawberry, vocalista del conjunto de rap Def Con Dos por haberse pronunciado en Twitter con mensajes como “A Ortega Lara habría que secuestrarle ahora” o “El fascismo sin complejos de Aguirre me hace añorar hasta los GRAPO”, el
Tribunal Supremo español argumentó que los tuits alimentan el discurso de odio.

Recientemente una instalación del artista Santiago Sierra se decidió quitar de la feria de arte Arco en Madrid, ya que exhibía a presos políticos españoles y no se quería entrar en polémicas.
Sierra condenó la situación como un acto de censura.

Los 24 rostros que fueron pixelados para mantener de manera borrosa su identidad, fueron reubicados al Museo de Lleida para ser visitados de manera gratuita hasta el 22 de abril de este año.