"Esto no ha sido sólo un ataque a nuestro hospital, ha sido un ataque a las Convenciones de Ginebra que no se puede tolerar"

Joanne Liu

Presidenta de Médicos Sin Fronteras

Desde que terminó la Segunda Guerra Mundial y Estados Unidos se irguió como el salvador de Europa, el mundo dejó de temerle a los nazis.

Sin embargo, ahora existen más conflictos y la violencia que el propio país del norte genera preocupa a todos.

El ejército estadounidense, el FBI, la DEA o la CIA siempre están atentos para detectar a cualquiera que quiera atentar contra la libertad o desee promover ideologías “peligrosas” para la paz mundial.

Estados Unidos se ha autoproclamado experto en señalar las fronteras entre el bien y el mal. Y su dicotomía no permite puntos medios.

Los buenos son soldados, patriotas y héroes. Los malos son guerrilleros, radicales y terroristas.

Sus presidentes son líderes internacionales. Los presidentes de los países enemigos son tiranos y dictadores.  

Los malos usan la propaganda para esparcir sus nefastos idearios. Los buenos usan a Hollywood. 

Pero en la actualidad, Estados Unidos ha perdido el agarre del orbe y envueltos en su chaqueta metálica viven el apocalipsis, ahora. 

Ataques sin fronteras

A días de que Barack Obama se pronunciara de manera enérgica contra los ataques rusos en Siria –a los que llamó una receta para el desastre– su ejército cometió un fatal error en Afganistán.

Las fuerzas especiales autorizaron un bombardeo al hospital de Médicos Sin Fronteras (MSF) en la ciudad de Kunduz. El ataque dejó un saldo de 22 muertos.

El jefe de las fuerzas armadas de EU en Afganistán, el general John Campbell, admitió que el ataque fue un error en la cadena de mando militar. Obama se disculpó y ofreció condolencias a los pacientes afectados y al personal de MSF.

El presidente norteamericano le aseguró a la canadiense Joanne Liu, presidenta de MSF, que la investigación de su gobierno dará una explicación satisfactoria y será transparente y efectiva.

No obstante, la organización humanitaria MSF solicitó que se forme una Comisión Internacional Humanitaria de Encuesta (CIHE) que investigue el ataque conforme a las Convenciones de Ginebra. Liu asegura que el atentado contra el hospital fue un intencional y es intolerable.

Para MSF el ataque del sábado pasado no fue un error, sino una operación militar calculada con precisión.

“Esto no ha sido sólo un ataque a nuestro hospital, ha sido un ataque a las Convenciones de Ginebra que no se puede tolerar”, señaló Liu.

Estados Unidos, por su parte, reiteró que los afganos les han pedido continuar con los ataques aéreos para poder retomar la ciudad de Kunduz, actualmente controlada por el Talibán.

Salvador de todos los conflictos

La meta de lograr que al-Asad dejé el poder continua en el discurso y Estados Unidos asegura que la salida del presidente sirio liberará a su pueblo y con la ayuda de su ejército acabarán con ISIS.

Al-Asad piensa diferente. Dijo que la campaña rusa en Siria ha sido un éxito y ha resultado vital para salvar al Medio Oriente de la destrucción.

El presidente sirio ya ha autorizado a Moscú para que continúe la ofensiva y aseguró que la campaña occidental contra ISIS en Siria e Irak ha sido contraproducente.

La ofensiva liderada por EU, según al-Asad, ha ayudado a esparcir el terrorismo en toda la región y a que ISIS gane más adeptos. Y considera que el eje formado por los gobiernos de Damasco, Bagdad, Moscú y Teherán logrará resultados más efectivos y más rápidos.

Los activistas rebeldes también han criticado la acción militar de EU en su país. Consideran que los ataques estadounidenses, los cuales han dejado cientos de víctimas inocentes a su paso,  están poniendo a la gente en su contra y en contra de la coalición occidental.

Esto es una buena noticia para ISIS, pues la frustración de perder a familiares inocentes, hace que la población se radicalice y se identifique con el Estado Islámico.

El héroe caído

En Afganistán y en Siria, EU a faltado a su promesa de no dejar a nadie detrás de las líneas enemigas.

A menos que no dejar a nadie atrás sólo sea valido para los soldados estadounidenses y no para miles de víctimas inocentes de las guerras que su gobierno pelea alrededor del mundo.

Gracias a EU, el mundo ya no le teme a los nazis. Ahora el mundo tiembla ante los americanos.

Sigue leyendo…

> Policía financiero… Por Rolando Hinojosa

> …Y epicentro de la crisis Por Rodrigo Carbajal