El gobierno de Nayib Bukele, presidente de El Salvador, volvió a ser señalado. Esta vez, por ordenar que el periodista mexicano Daniel Lizárraga abandonara su país cuanto antes.

Carlos Dada, director de El Faro, en el cual colaboraba Lizárraga, fue quien denunció este hecho mientras participaba en un diálogo sobre libertad de expresión de la fundación Casa América Catalunya.

“Agentes del gobierno se presentaron ayer a la casa del periodista Daniel Lizárraga para notificarle que debe abandonar el país (…) No ha podido demostrar que es periodista, según el gobierno salvadoreño”, declaró.

Dicha visita se dio mientras estaban tramitándole a Lizárraga su permiso para trabajar en el medio de comunicación. Sin embargo, fueron los mismos agentes quienes le mencionaron que su permiso había sido denegado “porque no ha podido demostrar que es periodista”.

De acuerdo con Dada, ellos invitaron a El Faro al mexicano por ser reconocido por sus investigaciones contra la corrupción, las cuales revelaron casos grandes en México.

“Daniel Lizárraga, uno de los periodistas más destacados en América latina, no ha podido demostrar que es periodista, según el gobierno salvadoreño. Consideremos esto una forma más de acoso contra nosotros y un intento más por limitar nuestro ejercicio periodístico”, agregó el director de El Faro.

Hasta ahora, no ha habido pronunciamiento alguno del gobierno de Bukele ni de Lizárraga, sin embargo, el periodista mexicano Ernesto Núñez Albarrán confirmó vía redes sociales que Daniel viajará mañana a Ciudad de México.

Antes de que se diera a conocer este hecho, Dada compartió que la escalada del gobierno hacia el medio que dirige empezó con acusaciones sin fuentes ni firmas en reportajes en otros espacios controlados por el Estado. Sus señalamientos iban en torno a supuestos abusos sexuales que miembros de El Faro habían cometido.

Y aunque un fiscal general ya ha aseguraron que no hubo ninguna víctima por abuso sexual, los casos permanecen abiertos, así como las cuatro auditorías que el Ministerio de Hacienda les implementó.

“El presidente Bukele en cadena nacional nos acusó de estar lavando dinero, pero como ya es usual en este gobierno, no han presentado ninguna prueba. Lo que ha hecho es ordenar a sus editores a que monten un caso de lavado de dinero”, denunció Carlos Dada.