Desde la perspectiva de los estadounidenses, la población afroamericana es la comunidad que más enfrenta discriminación en su país, de acuerdo con una encuesta publicada por Pew Research Center en marzo de 2021.

Según el centro de investigaciones, 46 por ciento consideró que la población de color era la más marginada, dejando por debajo a los hispanos, a los asiáticos y a los blancos.

Con esos resultados, se detalló que los problemas raciales confirmados desde 1968 seguían manteniéndose desde entonces, en espera de un cambio profundo.

Ante ese panorama, y a dos años de la muerte de George Floyd en Minneapolis, Minnesota, lo que desató una protesta masiva en Estados Unidos en favor de los derechos de la comunidad afroamericana, el gobierno del presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris dio a conocer sus avances en este rubro y los programas que espera seguir desarrollando en lo que resta de su mandato.

Oportunidad Económica para comunidad afroamericana

A través del Plan de Rescate Estadounidense, el gobierno federal brindó ayuda en efectivo directamente a los estadounidenses de color de bajos y medianos ingresos, lo que redujo la pobreza de los niños afroamericanos  en un 33.3 por ciento, sacando a más de un millón de infantes de la pobreza sólo en diciembre de 2021.

Además, con la expansión por tiempo limitado del Crédito Tributario por Hijos, se brindó un salvavidas a millones de familias afroamericanas durante la recuperación de la nación ante la crisis económica creada por la pandemia por COVID-19.

Revertir décadas de desinversión

Considerando la falta de inversión que ha habido en los últimos años en favor de la comunidad afroamericana, la administración actual lanzó la Ley de Infraestructura Bipartidista con la que se prevé aumenten los empleos de buena calidad; se brinde transporte público confiable y se dé agua potable limpia.

Además, con el lanzamiento del programa Reconectando Comunidades, se invertirá un mil millones de dólares para construir una infraestructura nueva y más inclusiva para las personas de color.

Por otro lado, con la Ley de Infraestructura Bipartidista se autorizó a la Agencia de Desarrollo de Negocios de Minorías apoyar a las empresas que son propiedad de personas de raza negra.

Asistencia para el alquiler

Con el propósito de apoyar a los afroamericanos a permanecer en sus hogares, se está ayudando a los propietarios de viviendas con dificultades a ponerse al día con los pagos de su hipoteca y los costos de los servicios públicos a través del Fondo de Asistencia al Propietario.

Con el Plan de Rescate Estadounidense se proporcionaron 10 mil millones en fondos para familias e individuos que se están recuperando o corren el riesgo de quedarse sin hogar.

De los 25 mil millones de dólares en asistencia de alquiler que se gastaron en 2021, los afroamericanos fueron el grupo más grande que recibió esta ayuda.

Apoyo a los proveedores de cuidado infantil

A diferencia de muchas familias blancas, las afroamericanas tienen casi el doble de probabilidades de que los padres o madres tengan que renunciar a sus empleos para dedicar su tiempo al cuidado de sus hijos.

Por eso, con el Plan de Rescate Estadounidense, el gobierno federal proporcionó un monto de 39 mil millones de dólares para ayudar a los proveedores de cuidado infantil a permanecer abiertos y así ayuden a los padres a trabajar.  Con el Plan también se ayudó a reducir los costos de cuidado infantil para las familias de color.

Soporte histórico para colegios y universidades

En lo que va de su gobierno, el presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris han entregado una inversión de 5.8 mil millones de dólares en apoyo a los colegios y universidades históricamente con alumnos de color.

En abril de 2021, el Departamento de Educación proporcionó aproximadamente mil 600 millones de dólares a estas instituciones, incluidas 13 escuelas públicas y 32 privadas.

Mejorar los resultados en salud de comunidad afroamericana

Al enfrentar una pandemia única en un siglo que agudizó las disparidades raciales en el sistema de atención médica, la administración federal tomó medidas urgentes para que las familias de color resulten mejor beneficiadas.

Gracias al Plan de Rescate Estadounidense, 76 por ciento de los afroamericanos sin seguro podría encontrar un plan por menos de 50 dólares al mes, y el 66  por ciento un plan gratis en 2021.

Además, mientras que los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid expandieron de 60 días a 12 meses su atención a madres de color y a sus hijos, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) aumentó sus recursos de vacunación para la comunidad de color.

Nombrar y confirmar mujeres de color en el estrado

Cuando el presidente tomó posesión, se comprometió a que el poder judicial estuviera lleno de personas calificadas que aportaran diversidad personal y profesional al tribunal. Desde entonces, ha nominado un total de 84 personas para cargos de jueces federales, 25 de los cuales son afroamericanos.

En abril de 2022, por ejemplo, el Senado de Estados Unidos confirmó a Ketanji Brown Jackson como jueza asociada de la Corte Suprema, convirtiéndose en la primera mujer de color en servir en la Corte.

También puedes leer: Biden nomina a la jueza afroamericana Ketanji Brown Jackson a la Corte Suprema