El gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, emitió este miércoles una orden ejecutiva que designa a los llamados cárteles mexicanos como organizaciones terroristas.

De esta manera, el mandatario ordenó al Departamento de Seguridad Pública de Texas tomar las medidas necesarias para proteger a las personas en el estado.

Greg Abbott fue más allá y solicitó al presidente Joe Biden que, a nivel federal, también se considere como terroristas a los integrantes de los grupos identificados como cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación.

El republicano centró gran parte de su discurso en el daño que han generado drogas altamente destructivas como el fentanilo a la población estadounidense.

“El fentanilo es un asesino clandestino y los tejanos están siendo víctimas de los cárteles mexicanos que lo producen”, dijo el gobernador Abbott.

“Los cárteles son terroristas y es hora de que los tratemos de esa manera. De hecho, más estadounidenses murieron por envenenamiento con fentanilo el año pasado que todos los ataques terroristas en todo el mundo en los últimos 100 años”, añadió.

Lee también: AMLO habló con Blinken sobre “politiquería” de la oposición y “propaganda vil” de gobernador de Texas

También pidió centrar esfuerzos en desmantelar y congelar las cuentas de pandillas texanas que ayudan a la distribución de drogas por medio de redes de tráfico ilegal.

El gobernador también envió una carta a los líderes de las agencias estatales indicándoles que intensifiquen los esfuerzos para combatir la crisis del fentanilo.

Y les pidió prepararse para la próxima sesión legislativa con cambios estatutarios, prioridades presupuestarias y otras iniciativas que mejorarán la capacidad de Texas para combatir las muertes por fentanilo en todo el país.