24 horas

es el récord de un filibustero en EU. Le pertenece a Strom Thurmond

El filibusterismo es mecanismo político en el que un legislador puede hablar de manera ilimitada para retrasar la votación de una determinada ley. Es ganar batalla, pero no la guerra.

En esta ocasión, el novel senador republicano Ted Cruz se mantuvo firme mientras habló durante 21 horas y 19 minutos con la intención de evitar la votación que otorgaría fondos federales al programa de salud propuesto por el presidente Barack Obama.

Cruz se quedó a tan solo unas horas de ser el filibustero de mayor duración –el récord todavía lo ostenta el fallecido político Strom Thurmond, con 24 horas y 18 minutos–, tiempo en el que dijo anécdotas familiares y hasta leyó un libro de Dr. Seuss a sus hijas.

El texano, miembro del grupo conservador conocido como Tea Party, pasó de pie toda la noche del martes y regresó a su asiento al mediodía del miércoles, tiempo de Washington, hora programada para el cierre de la sesión.

El senador busca descarrilar el presupuesto para evitar que los demócratas puedan defenderse de la maniobra republicana que pretende dejar sin fondos al gobierno para implementar la nueva ley de salud.

El líder de la mayoría demócrata, Harry Reid, dijo que una votación preliminar se llevará a cabo como estaba planeado. Reid desestimó el esfuerzo de Cruz llamándolo “una gran pérdida de tiempo”.

La medida de la Cámara de Representantes debe impedir que el gobierno cierre sus servicios por falta de fondos después de la medianoche del lunes y contiene una cláusula del Tea Party para dejar sin partida la aplicación de la ley de salud conocida como “Obamacare”. (AP)

Senador republicano habla durante 21 horas seguidas para evitar votación de proyecto que otorgaría recursos al programa de salud conocido como ‘Obamacare’.