"Hubo incursiones exitosas en algunos grupos y figuras de las campañas, a nivel estatal del lado republicano, y algunas otras limitadas a viejos sitios de internet de dominio republicano”

James Comey

Director del FBI

El presidente ruso Vladimir Putin ordenó hackear los registros informáticos del Comité Nacional Republicano para favorecer el triunfo de Donald Trump, aseguró este martes el FBI ante el Senado estadounidense.

James Comey, director del FBI, dijo a los senadores que aunque los hackers rusos tuvieron éxito para entrar a algunos sistemas informativos del Comité Nacional Republicano, en su mayoría se trató de sitios viejos en desuso.

Hubo incursiones exitosas en algunos grupos y figuras de las campañas, a nivel estatal del lado republicano, y algunas otras limitadas a viejos sitios de internet de dominio republicano”, dijo el funcionario ante el Comité de Inteligencia del Senado.

Al ser cuestionado por los legisladores demócratas sobre sí existe o no una investigación para determinar su los rusos y Donald Trump estuvieron coludidos, Comey rehusó a pronunciarse en el tema.

En esa misma audiencia, el director nacional de Inteligencia, James Clapper, reiteró la conclusión del FBI, la CIA y la Agencia Nacional de Seguridad, según la cual, el gobierno ruso y el propio presidente Putin estuvieron detrás de los ataques.

Los comentarios de Comey y Clapper ante el panel senatorial ocurren tras la divulgación el viernes pasado de un reporte desclasificado, según el cual los rusos atacaron organizaciones afiliadas al Partido Republicano, pero decidieron no filtrar ninguno de los datos obtenidos.

Las conclusiones sobre la injerencia rusa en el proceso electoral fueron desestimadas ha por Trump, quien cuestionó su credibilidad y argumentó que aunque haya existido el hackeo, éste no intervino directamente en el resultado de la elección.