Las obras de Matisse, Klee, Kandinsky y otros importantes artistas que se encuentran en algunos museos holandeses podrían ser ilegales.

Una exhaustiva investigación sobre si el arte en los museos de Holanda pudo haber sido robado por los nazis ha llevado a un resultado impactante: 139 piezas sospechosas.

“Se sabe o se cree que estos objetos fueron robados, confiscados o vendidos bajo coerción”, dijo ayer Siebe Weide, director de la Asociación de Museos de Holanda. Agregó que regresarlos es “una obligación moral que hemos asumido”.

Los hurtos incluyen 69 pinturas, entre ellas “Odalisque” (1921) del francés Henri Matisse, de una mujer semidesnuda, exhibida en el Museo Stedelijk de Amsterdam, una de las principales atracciones turísticas del país.

Todos los museos holandeses que tienen obras de antes de la guerra participaron en la revisión. Han identificado los nombres de 20 víctimas definitivas de saqueo y las han relacionado con 61 obras de arte. 

También se encuentran cuadros de grandes maestros holandeses como Jacob Cuyp, el impresionista Isaac Israels y un dibujo de Paul Klee, esculturas, antigüedades y objetos ceremoniales judíos. (Fuente: AP)