Este miércoles, se registró la explosión de una bomba de la Segunda Guerra Mundial al sur de Alemania; el incidente dejó al menos tres heridos.

La explosión ocurrió durante unas obras cerca de la estación de Donnersbergerbruecke y fue causada por una antigua bomba de aviación que fue desenterrada, explicó a CNN la jefa de prensa de la policía de Múnich, Carolin Schrott.

“Según lo que sabemos, hubo una explosión durante las obras de construcción. En el momento no hay evidencia de delitos penales”, dijo el oficial de prensa de la policía Peter Werthmann.

La detonación fue escuchada a varios kilómetros de distancia, indicó el tabloide Bild.

Por su parte, el ministro del Interior, Joachim Hermann declaró que la bomba de 250 kilos de peso se hallaba enterrada, pero fue alcanzada en el curso de unas prospecciones.

“Han volado escombros a varios cientos de metros de distancia. Toda la zona está siendo registrada en estos momentos,” añadió Hermann.

Lee: Bomba en mezquita de Afganistán deja al menos tres muertos y 15 personas heridas

La zona fue acordonada y el tráfico de trenes se encuentra bloqueado, por lo que el servicio está detenido a consecuencia de la explosión. Además, expertos en explosivos llegaron al lugar para examinar los restos de la bomba, dijo el cuerpo de bomberos.

“No hay peligro fuera de la zona inmediata”, señaló la policía.

De acuerdo con medios alemanes, existen operativos para desactivar las llamadas “bombas dormidas” lanzadas por los aliados en la II Guerra Mundial, ya que estas situaciones son relativamente frecuentes en Alemania, incluso en ocasiones han conllevado evacuaciones masivas de residentes.

El mayor operativo para desactivar “las bombas dormidas” ocurrió en 2016 en la ciudad de Augsburgo, cuando 54 mil personas se vieron obligadas temporalmente a abandonar sus casas.