Una bomba colocada en el micrófono de una mezquita mató al gobernador de la provincia de Logar mientras hablaba a los fieles en la celebración religiosa musulmana de Eid al-Adah, informaron las autoridades.

La explosión en la principal mezquita de la capital provincial de Puli Alam cobró la vida de Arsallah Jamal e hirió a 15 personas, cinco de ellas de gravedad, dijo el portavoz del gobernador, Din Mohammad Darwesh.

Jamal, de 47 años, era un hombre cercano al presidente Hamid Karzai y fue su coordinador de campaña durante las elecciones de 2009. 

Aún no hay sospechosos del atentado, pero los talibanes han sido autores de ataques a funcionarios y militares afganos, así como a efectivos de la OTAN, como parte de su campaña por retomar territorio en momentos en que las fuerzas internacionales se retiran del país. (AP)