Tras la resolución por parte de la Fiscalía General de la República (FGR) de no ejercer acción penal en contra del exsecretario de la Defensa Nacional,  Salvador Cienfuegos, el Departamento de Justicia de Estados Unidos se reservará el derecho a reiniciar la acusación en contra de Cienfuegos.

En entrevista para Vice News, Nicole Navas Oxman, subdirectora interina de asuntos públicos del Departamento de Justicia, indicó que si el Gobierno de México declinaba la persecución en contra de Cienfuegos, ellos se reservaban su derecho a volver a acusar al exfuncionario mexicano.

“Los EEUU se reservan el derecho a reiniciar su acusación contra Cienfuegos si el gobierno de México no lo hace”, dijo Navas.

Un funcionario policial, quien trabajó en el caso contra el exsecretario de la Sedena y prefirió mantener el anonimato, dijo a Vice que no le extrañaba la retirada de cargos contra el militar.

“No estoy realmente tan decepcionado. Me había resignado a que este fuera el resultado final. No es tan sorprendente. México es un narcoestado”, aseguró.

Durante la noche del pasado 14 de enero, la FGR resolvió no ejercer acción penal en contra de Cienfuegos Zepeda, por lo que quedó exonerado de todas las acusaciones en su contra.

TE SUGERIMOS: FGR RESUELVE NO EJERCER ACCIÓN PENAL CONTRA EL GENERAL SALVADOR CIENFUEGOS

Tras su detención, el 15 de octubre pasado, en el aeropuerto de Los Ángeles, en Estados Unidos, la justicia de ese país lo acusó de sostener vínculos con el crimen organizado y facilitar sus operaciones.

Sin embargo, el gobierno mexicano intercedió para que el general fuera repatriado a México, donde se le investigaría para determinar su situación jurídica.

“Del análisis correspondiente, se llegó a la conclusión de que el General Salvador Cienfuegos Zepeda nunca tuvo encuentro alguno con los integrantes de la organización delictiva investigada por las autoridades norteamericanas; y tampoco sostuvo comunicación alguna con ellos, ni realizó actos tendientes a proteger o ayudar a dichos individuos”, indicó la Fiscalía en un comunicado.

También se aclaró que el exsecretario no utilizó equipo o medio electrónico para contactarse con delincuentes, además que no hubo orden para favorecer al grupo delictivo del H-2, tal y como señalaba la justicia estadounidense.

Por estas razones, Cienfuegos fue exonerado en México de cualquier acusación en su contra, por lo que puede seguir gozando plenamente de todas sus libertades.

Durante su conferencia matutina, el presidente López Obrador mencionó que la DEA “fabricó” las acusaciones en contra de Cienfuegos.