Tras el ataque perpetrado por las fuerzas armadas de Estados Unidos, Reino Unido, y Francia, a objetivos militares en Siria, Nikki Haley, quien funge como embajadora del país gobernado por Donald Trump ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió que su nación está preparada para volver a atacar si hay indicios de agresiones a la población civil.

Es preciso recordar que el bombardeo, perpetrado hace algunas horas en Damasco, estuvo motivado por las denuncias que sugerían un ataque químico en contra de los civiles de Duma, presuntamente llevado a cabo por el régimen de Bachar El Asad, quien siempre ha negado los señalamientos.

“Si el régimen sirio usa sus gases venenosos nuevamente, Estados Unidos tiene sus armas preparadas y cargadas”, dijo Haley durante una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU, en la que Rusia condenó los hechos, al denunciar una “violación del derecho internacional y de la carta de las Naciones Unidas”.

ENTÉRATE:  “MISIÓN CUMPLIDA”: TRUMP TRAS BOMBARDEO EN SIRIA; PUTIN PODRÍA TOMAR ACCIONES

Nikki Haley advirtió que “cuando nuestro presidente traza una línea roja, nuestro presidente la aplica”.

Por su parte, Antonio Guterres, quien ocupa el cargo de secretario general de la ONU, instó a los miembros a respetar los lineamientos de la organización.

La representante de EU alertó que están listos para ejercer presión si el gobierno sirio “es lo suficientemente tonto como para poner a prueba nuestra determinación”.