¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

Crudo

EU, líder en energías fósiles

Indigo Staff

Estados Unidos se transformó en el mayor productor mundial de petróleo durante la presidencia de Donald Trump. Este logro refleja el impacto de los avances tecnológicos en la extracción de hidrocarburos


Feb 7, 2019
Lectura 3 min
portada post

El mandatario de Estados Unidos Donald Trump está orgulloso de que el país que dirige se haya convertido en un líder energético durante su administración. Es por eso que el republicano mencionó en el segundo discurso sobre el estado de la Unión que la nación norteamericana provocó una revolución en el sector.

“Hemos desatado una revolución energética en el país. Estados Unidos es ahora el número uno en producción de petróleo y gas natural en el mundo”, comentó el republicano el martes por la noche.

Trump dijo la verdad en este asunto. Estados Unidos sí es el mayor productor de petróleo y gas a nivel mundial. Con una producción de 15.65 millones de barriles diarios en 2017, el país norteamericano es el primer productor del crudo, seguido por Arabia Saudita, con 12.09 millones de barriles diarios, y Rusia con 11.21 millones.

De acuerdo con la Agencia de Información de Energía de EU (EIA, por sus siglas en inglés), la industria petrolera estadounidense es dueña del 16 por ciento del mercado mundial del crudo.

Por primera vez desde 1973, el país dirigido por el republicano es el productor de petróleo más grande del mundo desde 2017. La producción del hidrocarburo se duplicó en la última década en territorio estadounidense sobre todo por la implementación de nuevas tecnologías.

El país produjo casi 30 millones de barriles diarios de gas en 2018

El logro que presume Trump refleja el impacto de los avances tecnológicos en la extracción. El fracking, perforación hasta alcanzar la formación de hidrocarburos fósiles, desbloqueó grandes sumas de petróleo y gas natural que habían estado atrapadas bajo tierra. Los costos de la extracción también se han reducido dramáticamente.

Otro cambio importante es que Estados Unidos ahora tiene clientes petroleros alrededor del mundo.

A finales de 2015, el Congreso estadounidense eliminó una prohibición de 40 años para exportar petróleo. La nación norteamericana ahora exporta petróleo a América del Sur, Europa y China.

Texas es el epicentro de la extracción del crudo. El estado sureño está en camino de producir más petróleo incluso que Irán o Irak, de acuerdo con los pronósticos de la EIA. Esto podría hacer de Texas el número 3 del mundo si fuera un país. El distrito portuario más grande del Estado recientemente exportó más petróleo crudo de lo que importó.

Estados Unidos no cederá su corona como el líder petrolero pronto. La EIA espera que la producción de petróleo de Estados Unidos esté por encima de Rusia y Arabia Saudita hasta 2019 con 11.5 millones de barriles por día.

También rey del gas

Por otra parte, Estados Unidos es el principal productor de gas del mundo desde 2009, cuando sobrepasó a Rusia. En 2018, produjo casi 30 millones de barriles diarios de este hidrocarburo fósil.

La nación norteamericana cuenta con dos terminales de exportación de gas natural licuado a 30 países en cinco continentes: una ubicada en Sabine Pass, en la Costa del Golfo, y la otra en Cove Point, en la Bahía de Chesapeake, en el estado de Maryland.

A diferencia de las declaraciones sobre otros asuntos, Trump dijo la verdad acerca del liderazgo energético de Estados Unidos, sin embargo, su revolución se reduce a los combustibles fósiles.

Comentarios