Aunque el año pasado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que dejaría de apoyar económicamente a los países a donde pertenecen los miembros de la Caravana Migrante, ayer lo reiteró.


“Los demócratas están permitiendo un sistema de asilo ridículo (…) México tampoco está haciendo nada, una muy mala combinación para nuestro país. ¡La seguridad nacional está siendo muy agradable, pero no por mucho tiempo!”, publicó el mandatario este domingo en su cuenta de Twitter

Donald Trump hizo este anuncio después de que el Departamento de Estado norteamericano enviara una carta al Congreso en la que informó su intención de finalizar los programas de ayuda exterior para el Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Honduras y Guatemala), correspondiente a los ejercicios fiscales de 2017 y 2018.

“Le estamos dando 500 millones, les pagamos una cantidad tremenda de dinero y no les vamos a pagar más porque no están haciendo nada por nosotros”, dijo Trump.

Sin embargo, el fin de semana la Casa Blanca no aclaró si se refería a dejar sin ejecutar planes ya aprobados o a modificar los presupuestos. Ayer, el jefe de Gabinete interino de la presidencia, Mick Mulvaney, argumentó que las amenazas de Trump de cerrar la frontera con México o de cortar la ayuda se debían a que la oposición demócrata no le había dejado otra opción.