¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

ODEBRECHT

Esto es lo que se sabe sobre la misteriosa muerte de testigo clave en caso Odebrecht

Notimex

Colombia se cimbró con el envenenamiento de un ingeniero, quien era una pieza clave en las indagatorias contra la multinacional, y su hijo


Nov 15, 2018
Lectura 5 min
portada post

Una botella con agua de sabor que contenía cianuro en el escritorio del principal testigo del caso de corrupción de la multinacional Odebrecht en Colombia, es la principal pieza para investigar la muerte del ingeniero Jorge Enrique Pizano y su hijo Alejandro.

El ingeniero Pizano murió en su apartamento el jueves 8 de noviembre aparentemente por un paro cardiorespiratorio, mientras que su hijo Alejandro, quien llegó del exterior al sepelio de su padre, falleció el pasado domingo tras tomar un sorbo de agua saborizada de una botella que se encontraba en el estudio de su progenitor.

La muerte del ingeniero Pizano fue diagnosticada como un paro cardiorespiratorio, pero antes de su cremación los médicos forenses guardaron algunos tejidos blandos para una posterior investigación.

En el caso de Alejandro, la Fiscalía General abrió una investigación y los resultados de la necropsia del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, determinó que “la causa del deceso fue envenenamiento por ingesta de cianuro”.

“Las pruebas recaudadas en la residencia de sus padres indican que la víctima habría encontrado el cianuro en una botella de agua saborizada que se hallaba en el escritorio de su padre, de la cual ingirió un sorbo”, subrayó un comunicado de la Fiscalía General.

Según personas cercanas a la familia, “después de la ingesta del agua, la víctima advirtió un mal sabor e intentó expulsar el líquido; pocos minutos después presentó fuertes molestias estomacales y falleció de camino al hospital”.

Los investigadores recibieron por parte del personal médico la botella de agua saborizada para los análisis correspondientes, al tiempo que la Fiscalía General inició un proceso para “determinar las causas por las cuales se encontraba esa sustancia en la casa del padre de la víctima”.

Expertos en toxicología no descartaron que el padre de Alejandro, testigo clave del mayor escándalo de corrupción en Colombia y América Latina, también haya sido víctima de envenenamiento, si se tiene en cuenta que el cianuro puede generar un paro cardiaco fulminante.

Estas misteriosas muertes y la presencia de una sustancia tan letal como el cianuro en la residencia de la familia Pizano, tiene gran relevancia por el carácter de testigo clave que tenía el padre de Alejandro en el caso de sobornos de la multinacional Odebrecht en Colombia.

El ingeniero Pizano fue controller, una especie de auditor del consorcio Ruta del Sol II, que era una de las obras que estaba a cargo de Oderecht y la firma Corficolombiana, que hacia parte de la alianza a través de la empresa Episol.

Pizano, antes de su fallecimiento, concedió una entrevista a Noticias Uno, de la televisión local, en la que aseguró que en el 2015 alertó al actual Fiscal General, Nestor Humberto Martínez, de las irregularidades de contratos que él detectó en el consorcio Ruta del Sol II.

El testigo entregó a Noticias Uno, otros documentos como prueba de sus denuncias, pues estaba seguro que su vida estaba en peligro por toda la información que tenía en su poder, que era clave para la investigación del caso de Odebrecht en Colombia.

El Grupo Aval, la Corporación Financiera Colombiana y la filial Episol respondieron en un comunicado a las acusaciones que hizo el ingeniero Pizano en la entrevista con Noticias Uno, y difundida después de su fallecimiento.

El Grupo Aval, uno de los más importantes del sector financiero de Colombia, aseguró que los contratos irregulares que denunció Pizano en la entrevista, no estaban relacionados con los sobornos de Odebrecht en el 2016 para tener derecho a la concesión de la Ruta del Sol 2.

También recordó que el Grupo Aval pidió que Corficolombiana “fuera reconocida como víctima en el caso por el escándalo de la empresa brasileña, por lo que rechaza cualquier afirmación que pretenda señalar que el Grupo Aval conoció, antes de diciembre 21 de 2016, que Odebrecht había efectuado pagos de sobornos para obtener contratos”.

La muerte del ingeniero Pizano y su hijo, y la presencia de cianuro en su residencia, ya trascendió del escenario al Congreso de Colombia, donde varios sectores políticos pidieron investigar a fondo la causa de estos dos fallecimientos y su relación con los sobornos de Odebrecht y sus tentáculos en la política local.

Lo único que está claro en el inició de esta investigación es que el ingeniero Pizano temía por su vida y estaba buscando protección en Colombia o en el exterior y el gran enigma es la botella de agua con cianuro en la residencia de las víctimas.

TE RECOMENDAMOS LEER: SFP INICIA NUEVOS PROCEDIMIENTOS POR CASO ODEBRECHT; QUEDARÁN EN MANOS DEL GOBIERNO DE AMLO


Notas relacionadas

May 8, 2019
Lectura 1 min

Feb 15, 2019
Lectura 3 min

Comentarios