Este domingo un avión de la aerolínea Lion Air se estrelló en el mar de Java, en Indonesia, dejando, al parecer, un saldo de 189 personas muertas.

Un oficial de la agencia de búsqueda de aquel país declaró a la agencia AP que no esperan rescatar a alguien con vida, mientras que el director de operaciones Bambang Suryo Aji informó que la búsqueda se concentra en encontrar cuerpos. 

Aji aseguró que la ubicación del casco del avión aún no se ha encontrado. Las aguas donde se hundió tienen hasta 30 metros (100 pies) de profundidad.

La búsqueda está actualmente programada para durar siete días y podría extenderse.

Por su parte, el Papa Francisco ha transmitido sus condolencias a los afectados por el accidente.

El secretario de estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, dijo, mediante un telegrama al representante del Vaticano en Indonesia, que el Papa “ofrece la seguridad de sus oraciones por todos los que murieron y por los que lloran su pérdida” tras el choque del domingo.

La aerolínea de propiedad privada se fundó en 1999 para brindar acceso a viajes aéreos a bajo precio. La misma ofrece docenas de vuelos por día, tanto a nivel internacional como dentro de las más de 17 mil islas del archipiélago.

La aerolínea más grande del país, en términos de número de pasajeros, y una de las mayores aerolíneas de bajo costo después de AirAsia con sede en Malasia, vuela en su mayoría aparatos Boeing 737.

La aerolínea no había reportado un accidente fatal desde 2004, cuando murieron 25 personas cuando un DC-9 de su flotilla se estrelló en medio de fuertes lluvias en Solo City, en el centro de Java.

El desastre del lunes (en Indonesia) fue un golpe para el historial de seguridad de la aviación del país luego de que la Unión Europea y los Estados Unidos levantaran las prohibiciones a sus aerolíneas.

La Unión Europea prohibió a las aerolíneas indonesias volar a Europa en 2007 debido a preocupaciones de seguridad. A Lion Air se le permitió reanudar los vuelos a Europa a partir de junio de 2016 y la prohibición de todas las demás aerolíneas de Indonesia se levantó a principios de este año.

Estados Unidos levantó una prohibición de décadas en 2016.