El combate contra la pandemia de COVID-19, el cambio climático, la migración y la equidad racial forman parte de las prioridades inmediatas del gobierno entrante de Joe Biden y Kamala Harris en Estados Unidos, publicó este miércoles la Casa Blanca.

Los nuevos presidente y vicepresidenta emprenderán acciones rápidas para promover el bienestar de las familias en EE.UU., en asuntos que sus predecesores pudieron pasar por alto.

Los planes están enfocados en erradicar los alcances de la COVID-19, economía, cambio climático, equidad racial, derechos civiles e inmigración; temas donde el expresidente, Donald Trump, no quedó muy bien parado tras culminar su administración.

Aquí parte de las acciones inmediatas a realizar por el gobierno entrante:

COVID-19

Este miércoles, Joe Biden recibió la presidencia de Estados Unidos con 412 mil muertos por coronavirus y casi 25 millones de casos positivos.

Entre sus planes para contener la crisis de COVID-19, el presidente expandirá las pruebas de detección del virus y reabrirá escuelas y negocios de forma segura.

Además, utilizará medidas científicas para abordar a las comunidades –especialmente las de color– que han sido más afectadas por el virus.

También lanzará un programa nacional de vacunación para inocular a la población estadounidense de forma eficiente y equitativa.

El presidente establecerá una oficina en la Casa Blanca para coordinar la respuesta al virus y frenar la salida de Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), proceso iniciado por su predecesor.

Cambio climático

La administración de Biden anunció que tomará acciones inmediatas para contrarrestar el cambio climático.

Entre las primeras, se asegurará de conocer las demandas de la ciencia y empoderar a trabajadores y comerciantes norteamericanos para liderar “una revolución de energía limpia”.

Equidad racial

Ante el racismo sistemático y barreras de acceso a oportunidades que aún prevalecen en los Estados Unidos, Biden y Harris pondrán a la equidad como centro de la agenda.

El plan es integrar la justicia racial en las agencias, políticas y programas Federales. Asimismo, implementarán un programa integral de equidad para llevar a cabo la reforma de justicia penal.

Por otro lado, pretenden terminar con las disparidades en el acceso a la salud, educación y vivienda.


“Fortalecer la vivienda justa y restaurar el respeto federal por la soberanía tribal, entre otras acciones, para que todos en Estados Unidos tengan la oportunidad de desarrollar su potencial”.

Economía

En un inicio, los planes se centrarán en combatir las inequidades económicas y apoyar a quienes están luchando por sobrevivir ante la pandemia.

Joe Biden trabajará con el Congreso para aprobar su Plan de Rescate Americano y “cambiar el curso de la pandemia”.

Además, trabajará en reforzar a las pequeñas y medianas empresas para crear empleos y salvar a más personas de la crisis económica.


“Construirá nuestra economía de vuelta mejor de la pandemia y creará millones de empleos al fortalecer las pequeñas empresas e invertir en los empleos del futuro”.

Cuidado de la salud

Biden utilizará la Ley de Atención Médica Asequible para satisfacer las necesidades médicas derivadas de la pandemia, reducir los costos de los servicios de salud y simplificar el sistema de atención.

“El presidente Biden renovará su compromiso de proteger y ampliar el acceso de los estadounidenses a una atención médica asequible y de calidad”.

Inmigración

Joe Biden reformará el “roto y caótico” sistema de inmigración estadounidense. Su estrategia se centrará en la premisa de que Estados Unidos es un país “seguro, fuerte y más próspero con un sistema de inmigración justo”.

El presidente promete “acoger a los migrantes, mantener a las familias unidas” y permitir trabajar a las personas de todo el país, “tanto inmigrantes recién llegados como personas que han vivido aquí durante generaciones”.

En días pasados, Joe Biden declaró que, una vez llegado a la Casa Blanca, detendría la construcción del muro fronterizo al sur de Estados Unidos, iniciado por Donald Trump en 2017.

Restauración de la posición global de EE.UU.

Joe Biden y Kamala Harris trabajarán para restaurar la posición de los Estados Unidos a través de sus relaciones con el resto del mundo, laceradas por el expresidente Donald Trump.

Los nuevos mandatarios prometen fortalecer la fuerza laboral de seguridad nacional, reconstruir alianzas democráticas donde se rompieron y ofrecer mayores prestaciones a la clase media estadounidense para que puedan ingresar en la economía mundial.

Reconstruyendo alianzas democráticas en todo el mundo, defendiendo los valores de Estados Unidos y los derechos humanos, y equipar a la clase media estadounidense para tener éxito en una economía global”.

Te puede interesar: Biden recibe a EE.UU. con 400 mil muertos y casi 25 millones de casos de COVID-19