Ante el bombardeo de Estados Unidos sobre Siria, Nikki Haley, embajadora estadounidense en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dijo que de ser necesario, el gobierno de Donald Trump “hará más” contra el régimen de Damasco.

Pese a que explicó que esto no ha sido considerado como necesario, reconoció que el país norteamericano “tomó un paso muy calculado” al lanzar de 50 misiles Tomahawk a través de dos buques de guerra estadunidenses desde el Mar Mediterráneo contra instalaciones químicas del régimen de Bashar al Assad.

Relacionado: Así criticó Trump planes de Obama sobre incursión a Siria

Por su parte, Mounzer Mounzer, viceembajador de Siria en la ONU, calificó como un “acto barbárico” la decisión del gobierno de Trump.

Por lo anterior aseguró que el gobierno de Bashar al Assad. no cuenta con armas químicas además de que no es responsable del ataque en la ciudad de Khan Sheikhoun.

Hillary defendió idea de Trump

La excandidata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, defendió la idea de Trump sobre bombardear las instalaciones aéreas de Siria.

Relacionado:Bombardeos en Siria dejan al menos nueve muertos

“Al Asad tenía una fuerza aérea que es la causa de la mayoría de las muertes civiles”, al participar en la Cumbre Mujeres en el Mundo en Nueva York. Clinton consideró que el país “debería haber estado más dispuesto” para enfrentarse al líder sirio. 

Con información de agencias