46%

de los franceses quisieran que Grecia abandonara la eurozona


"Lo que está destruyendo a Europa es el totalitarismo financiero, la arrogancia del gobierno alemán y la incapacidad de ciertos gobernantes"

Pablo Iglesias

Líder de Podemos


"Hoy estamos hablando de la ‘Grexit’, mañana será la ‘Brexit’ (salida de Gran Bretaña) y el día después de mañana será la ‘Frexit’ (salida de Francia)"

Marine Le Pen

Lideresa del Frente Nacional

https://www.youtube.com/watch?v=IcKHI6Dzm0E

La tragedia de Grecia tiene un público que espera con ansias el desenlace: líderes y partidos políticos de países miembros de la Unión Europea (UE) que están en descontento con el manejo del organismo.

Por motivos políticos o económicos, analistas estiman que si Atenas abandona la eurozona y, en el peor escenario, la UE, se intensificaría un sentimiento de malestar en naciones como Francia, Reino Unido, España, Portugal, Italia y Polonia.

En estos países existen mandatarios o partidos que ganarían capital político con la “Grexit” (la salida de Grecia) porque los motivaría a renegociar sus condiciones de membresía o austeridad en la UE.

“El pecado original del euro es que intenta forzar a los países en un solo gobierno cuando la gente en esos países no quieren”, escribió ayer Matt O’ Brien en The Washington Post, “eso no sólo hace que tengan menos deseo de uno, sino también los hace luchar cuando antes no lo hacían.

“Pero mientras nadie se salga, todos estarán muy asustados para hacerlo, aunque quieran. Es por eso que la permanencia de Grecia en la moneda común importa tanto para el futuro de Europa”. 

Reino Unido

Cansados del reinado europeo

Una encuesta de la firma YouGov mostró en junio que el 45 por ciento de los británicos creen que Reino Unido debería abandonar la UE, comparado con 55 por ciento que favorecieron la permanencia.

El primer ministro David Cameron ganó este año la reelección con la promesa de que, a más tardar en el 2017, realizaría un referendo para preguntarle a la ciudadanía si la nación aún debe seguir en el organismo europeo.

Los británicos, a diferencia de los griegos, no están molestos por las políticas de austeridad, sino porque creen que las políticas de la UE, bajo el liderazgo de Alemania, son demasiado impositivas en términos de migración y economía.

Los especialistas argumentan que, con la crisis de Grecia, Cameron está en una posición más ventajosa para negociar con la canciller alemana Angela Merkel por mejores condiciones a cambio de asegurar la permanencia en la UE.

“Tal vez Grecia le acaba de regalar a David Cameron el éxito del referendo sobre la UE”, opinó John Mullin en The Independent. 

“Él ya estaba, exitosamente, preparando el terreno para los cambios marginales que el podría obtener de Bruselas (la sede la UE) y venderlos como serias reformas”.  

Francia

Surge un ‘Frente’ antieuropeo

Cansados de las políticas migratorias de la UE y temerosos de una presunta perdida de valores franceses, algunos galos ven el partido de ultraderecha del Frente Nacional (FN) una alternativa para combatir al organismo europeo.

La lideresa del partido, Marine Le Pen, es una de las políticas favoritas para ganar la presidencia de Francia en el 2017, lo que se acentúa ante la crisis de Europa.

“Hoy estamos hablando de la ‘Grexit’, mañana será la ‘Brexit’ (salida de Gran Bretaña) y el día después de mañana será la ‘Frexit’ (salida de Francia)”, expresó Le Pen en entrevista con Bloomberg en junio.

“Seré ‘Madame Frexit’ si la UE no nos regresa nuestra soberanía monetaria, legislativa, territorial y presupuestal”.

El Instituto Francés de Opinión Pública (IFOP) publicó en junio que 46 por ciento de los franceses desean que Grecia abandone la eurozona si no llega cede, pero 58 por ciento cree que el gobierno griego, tiene razón en oponerse a la UE.

España

‘Podemos’ contra la austeridad

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, tiene como uno de sus más cercanos aliados al líder del partido español Podemos, Pablo Iglesias. 

Podemos busca llegar al poder en las elecciones generales de este año con la promesa de acabar con la austeridad impuesta por la UE, un escenario similar con el que el partido Syriza ganó las elecciones griegas en enero.

Iglesias no busca que España abandone la eurozona y mucho menos la UE, pero se ha manifestado en contra de las “élites europeas” que imponen la austeridad.

“Defender hoy al pueblo griego y a su gobierno es defender a Europa, y ten por seguro, Alexis (Tsipras), que los tiempos están cambiando: 2015 es el año del cambio”, expuso Iglesias en el Parlamento Europeo tras el referendo griego.

“Europa no está siendo destruida porque haya ciudadanos que digan en referéndum que no están de acuerdo con las políticas de ajuste promovidas por la troika”, añadió, “y por el Fondo Monetario Internacional (FMI). 

“Europa no se está destruyendo porque haya gobiernos que tengan la osadía de preguntar a sus pueblos qué es lo que opinan. Lo que está destruyendo a Europa es el totalitarismo financiero, la arrogancia del gobierno alemán y la incapacidad de ciertos gobernantes de defender a sus pueblos”.

Otros

En otros países también se cocinan fuertes cambios en medio de la crisis de Grecia. 

Andrzej Duda, del partido de ultraderecha Ley y Justicia, ganó las elecciones presidenciales de mayo y se espera que su mandato sea contrario a los intereses de la UE.

En Italia, el partido de la Liga del Norte estaría ganando adeptos con su discurso euro-escéptico. 

Incluso, en Alemania existe un partido que le da dolores de cabeza a Merkel por tener un discurso en contra de la UE: Alternativa por Alemania (AfD).

También se esperan movimiento políticos en Portugal, otro país afectado por la austeridad y la crisis europea.