“Vamos a disfrutar de una vida en la calle sin mascarilla”, manifestó hoy el presidente de España, Pedro Sánchez, y anunció que el cubrebocas dejará de ser obligatorio en ese país europeo a partir del sábado 26 de junio.

El resolutivo en España ocurre durante la misma semana en que Francia anunció también la cancelación de esa medida sanitaria.

“Vamos a celebrar un consejo de ministros extraordinario el próximo jueves y por el cual vamos a proponer para la sociedad española que la mascarilla no sea obligatoria en espacios libres a partir del sábado 26 de junio”, apuntó el mandatario español.

“A la vez que la vacunación va como va, a un ritmo como hemos marcado desde hace muchísimos meses, cada vez más intenso, y que la economía sube… progresivamente, afortunadamente las mascarillas empezarán a bajar”.

“Nuestros rostros recuperarán, en los próximos días, su aspecto normal”, apuntó el mandatario del país europeo que ya vacunó a 13 millones de personas, es decir, 30 por ciento de la población ya está completamente inmunizada.

Su objetivo es alcanzar la inmunidad de grupo en agosto, mes en que esperan alcanzar el 70 por ciento de la población inmunizada.

“Volveremos con ello, a disfrutar de una vida en la calle sin mascarilla… A mí me gustaría rendir, en primer lugar, tributo a los españoles y españolas, al conjunto de compatriotas que han sido disciplinados todo el tiempo”.

Reconoció también a los trabajadores de la salud y a los representantes del sector privado que aportaron para erradicar la pandemia de COVID-19. “Y lo vamos a hacer, esta decisión tan importante desde el punto social”, apuntó Pedro Sánchez.

“Porque estamos cumpliendo, punto por punto, escrupulosamente, todos los objetivos que nos hemos marcado como gobierno de España y también el conjunto de instituciones públicas frente a la pandemia”, finalizó.

Te puede interesar: Con excepciones, permite EE.UU. dejar de utilizar cubrebocas a personas vacunadas