Este jueves, la delegación de la Unión Europea (UE) y las embajadas de sus Estados miembros en México, así como las de Noruega y Suiza, condenaron este jueves los asesinatos de tres periodistas mexicanos ocurridos entre el 5 y el 9 de mayo en el país latinoamericano.

Por medio de un comunicado, emitió la declaración de conformidad con los jefes de misión de las embajadas de los estados miembros de la UE y los embajadores de Noruega y de Suiza en México.

En ese sentido, condenó los asesinatos de los periodistas Luis Enrique Ramírez Ramos, Yesenia Mollinedo Falconi y Sheila Johana García Olvera, ocurridos en las últimas dos semanas en Sinaloa y Veracruz.

“Expresamos nuestras condolencias y nuestra profunda solidaridad con las familias y amigos de las víctimas”, señalaron.

A la espera de que se confirme el vínculo entre los asesinatos y la labor periodística de las tres víctimas, los hechos ocurridos en menos de una semana reflejan una vez más el muy grave grado de violencia e intimidación al que se enfrentan muchos periodistas en México.

Se tomó nota de las detenciones que se hicieron en relación con los asesinatos en los primeros meses del año y se espera que los procedimientos judiciales en estos casos se pueda lograr identificar y sancionar a los autores materiales e intelectuales, se señala en el documento.

La Unión Europea reiteró el llamado a las autoridades mexicanas, federales y estatales para que desplieguen todos los esfuerzos posibles para proteger efectivamente a los periodistas en México.

Además, también instó a que se lleven a cabo investigaciones expeditas y transparentes para identificar y juzgar a los responsables de las agresiones contra ellos para evitar la existencia de “zonas de silencio” en el país donde los periodistas no quieran trabajar por miedo.

Puedes leer: Gobierno de AMLO identifica a homicidas de periodistas; “no se quiere alertar a perpetradores”

Ante el alarmante número de agresiones contra periodistas en el país, urge que todas las autoridades competentes hagan uso de todos los medios a su alcance para generar entornos favorables.

Lo anterior, indicaron, para que las personas periodistas en México puedan ejercer su profesión libremente y sin amenazas, garantizar su protección y evitar que los asesinatos del Sr. Ramírez Ramos y de las Sras. Mollinedo Falconi y García Olivera queden en la impunidad.