Antes del 15 de marzo de este año, uno de los objetivos de las redes sociales de la empresa Munilla Construction Managemente parecía uno: presumir el puente peatonal de la Universidad de Florida, el cual se derrumbó y ocasionó la muerte de seis personas… ahora, la compañía encargada de la obra parece querer borrar todo su rastro de Internet.

No queda claro cuándo lo hizo, pero lo cierto es que tras la tragedia, Munilla Construction Management cerró sus cuentas de Facebook, Twitter e Instagram.

No obstante, su sitio web y su página de LinkedIn continúan abiertos.

En Facebook y Twitter, la empresa de jactaba de la ‘tecnología de vanguardia’ que habían utilizado en el proyecto.

El puente cruzaba una carretera transitada de siete carriles que separa el campus universitario de la ciudad de Sweeatwater, y acababa de ser inaugurado.

Entrevistados por periodistas de Univision noticias, representantes de la compañía aseguraron que se había decidido cerrar las redes sociales por seguridad de sus empleados y por “consideración con las familias de las víctimas del tráfico accidente”.

Mientras tanto autoridades, iniciaron una investigación por homicidio y para determinar qué ocasionó el accidente.