"Viene aquí sin gobierno y sin apoyos. Esperando que los demás le arreglen lo que usted no ha querido arreglar, porque su señoría estaba pensando en algo que le importa mucho más: su propia supervivencia”


El vaticinio sobre la llegada de Pedro Sánchez no está siendo terso y como nunca antes un nombramiento presidencial había provocado tal expectativa y tensión

Mariano Rajoy

líder del Partido Popular


“Permítanme que hoy diga la verdad y reivindique la política como el arte de cambiar las cosas y no como el arte de pactar. Se lo debo a los más de 5 millones de ciudadanos que nos votaron”

Pablo Iglesias

líder de Podemos

El debate de investidura presidencial en España ha generado más suspenso que el estreno de la serie House of Cards.

Pedro Sánchez se ha quedado en el camino en el primer día de debate para lograr ocupar el cargo de Presidente del Gobierno español. El líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) sólo logró 130 votos a favor en una coalición entre su partido y del partido Ciudadanos. Un total de 219 votos fueron en contra.

Si todo sigue así no habrá otro camino que realizar nuevas elecciones el próximo 26 de junio. Esto abre un abanico de posibilidades, entre las que se encuentra un posible triunfo del polémico partido Podemos, que tiene a Pablo Iglesias como líder.

Iglesias ha cumplido las expectativas y desde la tribuna lanzó obuses a la altura de la rebeldía que ha mostrado el partido desde su nacimiento.

El vaticinio sobre la llegada de Pedro Sánchez no está siendo terso y como nunca antes un nombramiento presidencial había provocado tal expectativa y tensión. Y es que Podemos no ha dado su brazo a torcer. En su discurso se develan las nulas intenciones de un pacto en las condiciones que mantiene el PSOE como oferta.

“Permítanme que hoy diga la verdad y reivindique la política como el arte de cambiar las cosas y no como el arte de pactar. Se lo debo a los más de 5 millones de ciudadanos que nos votaron”, espetó Iglesias en su estreno la tribuna española.

El joven de cabello largo pronunció un discurso evocando los principios de la democracia. Irónico, les dijo a sus compañeros que aunque lo vean a él con condescendencia su presencia en el Congreso español es la clara muestra de que las cosas se pueden cambiar. Insistió en que Podemos es un ejemplo de que frente el conformismo y la arrogancia que permiten la injusticia y la desigualdad existe otra alternativa.

Desde la tribuna acusó a los poderes fácticos de no rendir cuentas y de propagar una campaña de miedo alertando de los peligros que existen por la existencia de Podemos como fuerza política.

“Hoy señor Sánchez vuelvo a tenderle la mano, para que después de este fracaso, negocie con nosotros”, le insistió Iglesias luego de una ráfaga de críticas a su proyecto de pacto y de gobierno.

La ironía de Rajoy

Mariano Rajoy, líder del Partido Popular (PP) se mostró irónico y arremetió contra el líder del PSOE: “Señor Sánchez, el diccionario de la Real Academia define la palabra bluf como montaje progandístico para crear un prestigio que posteriormente se revela falso. Me parece que está muy bien descrito” soltó para después anunciar el voto en contra.

El presidente en funciones estuvo con la espada desenvainada y fustigó la falta de oficio y logros por parte de Sánchez, quien se ha tomado un mes de negociaciones sin lograr consolidar un pacto que le permita ser elegido como jefe de gobierno.

“Viene aquí sin gobierno y sin apoyos. Esperando que los demás le arreglen lo que usted no ha querido arreglar, porque su señoría estaba pensando en algo que le importa mucho más: su propia supervivencia. Seamos sinceros, señor Sánchez, si usted hubiera querido formar gobierno no necesitaba tanto tiempo, porque no ha cambiado nada desde las elecciones.

“Desde el primer día se conocían todas las posturas, todas las combinaciones, todas las mezclas compatibles y las incompatibles, todas las sumas y todas las restas”.

‘No es tiempo de decirle no al Rey’

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, y quien al igual que Iglesias se estrenó en la tribuna del Congreso español, pidió sacar adelante la investidura. Y es que Ciudadanos firmó ya un acuerdo con el PSOE y prácticamente son los únicos que van juntos impulsando a Sánchez.

“No es tiempo de decirle no al Rey. No es tiempo de pereza, de pasar palabra. Es tiempo de acción. Invito a los votantes y dirigentes del PP a tener coraje y valentía. Todos nosotros somos los que tenemos que arreglar este País. Pido respeto para un acuerdo que representa 9 millones de votantes y que respeta a los 7 millones de votantes del PP”.