SAN SALVADOR (AP) — El Salvador se convirtió el martes en el primer país en adoptar el bitcoin como una criptomoneda de curso legal, pero en las primeras horas de su aplicación la billetera electrónica llamada Chivo no funcionó.

“Por unos momentos no funcionará @chivowallet, la hemos desconectado mientras aumentamos la capacidad de los servidores de captación de imágenes. Los problemas de instalación que tuvieron algunas personas fueron por esa razón”, publicó el presidente Nayib Bukele en su cuenta oficial de Twitter. Aseguró que “preferimos corregirlo antes de volver a conectarla”.


El gobierno ha prometido instalar 200 cajeros Chivo y 50 puntos de atención de bitcoin. Además, proveedores privados podrán ofrecer servicios con operaciones en la criptomoneda.

Mientras tanto, el valor de bitcoin se desplomó la madrugada del martes pasando de más de 52.000 mil dólares por moneda a 42.000 mil dólares antes de recuperar aproximadamente la mitad de esa pérdida.

The Associated Press visitó uno de los cajeros ubicado en el centro histórico de la capital salvadoreña, donde los encargados se preparaban para atender a la población que no mostraba mucho interés.

“No, todavía no”, respondió Emanuel Ceballos cuando se le preguntó si ya había bajado la aplicación de la billetera Chivo. “No sé si lo voy a hacer, todavía tengo dudas sobre el uso de esa moneda”.

Al menos tres estudios de opinión realizados recientemente aseguraron que la mayoría de los salvadoreños no están de acuerdo con el uso del bitcoin como moneda de curso legal.


En Santa Tecla, unos 10 kilómetros al oeste de la capital, se instaló uno de los centros donde jóvenes atienden a las personas que llegan para bajar la aplicación electrónica.

“Me están comentando que tienen problemas con la aplicación por eso no he podido acceder”, dijo a AP Denis Rivera quien junto a un amigo y sentado en una de las bancas del parque de esta populosa ciudad buscaban en sus teléfonos móviles cómo bajar la Chivo Wallet.

Rivera dijo no entender cómo algunas personas “se han escandalizado” por el uso del bitcoin porque “tenemos años de estar usando tarjetas de débito y de crédito y es lo mismo, dinero electrónico. En lo personal me parece excelente, es una forma diferente y nueva de poder usar dinero electrónico”.

Pero también los comerciantes se han acercado para pedir información.

“Tengo un pequeño negocio y quiero saber cómo manipular la aplicación y cómo son los cambios y todo eso”, dijo José Luis Hernández, dueño de una barbería en la zona.

Lee también: Hacienda le pone hielo a la fiebre por el Bitcoin: ‘Criptomonedas no son legales en México’

AP pudo confirmar que al menos tres cadenas internacionales de comida rápida ya están aceptando pagos con la aplicación Chivo wallet.

Dos de las empresas, una de pollo y otra de pizza, dijeron que sólo aceptan el bitcoin para comer y pedir para llevar en sus restaurantes, mientras que otra que vende hamburguesas dijo que también lo hace en los pedidos a domicilio.

En tanto, grupos opositores al gobierno marcharon por San Salvador para exigir que se derogue la ley que permite el uso del bitcoin.


Expertos advirtieron que la falta de transparencia de la moneda podría atraer una mayor actividad delictiva al país y sus cambios bruscos de valor que podrían acabar con los ahorros de los usuarios.

David Gerard, autor de “Attack of the 50 Foot Blockchain” dijo a que la volatilidad del martes probablemente tuvo un poco o nada que ver con El Salvador. “Mi primera suposición fueron travesuras, porque siempre son travesuras”, dijo Gerard por correo electrónico.

“Básicamente no responde a las fuerzas del mercado ni a los anuncios regulatorios”, agregó Gerard. “Ese tipo de patrón de precios, en el que se desploma de gran manera en minutos y luego sube nuevamente, es uno de los factores más grandes que está afectando a los operadores”.

En junio la Asamblea Legislativa aprobó una ley que convierte al bitcoin en una criptomoneda de curso legal en El Salvador. Para su implementación y reglamentación el gobierno contará con la asistencia técnica del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).


Según la ley aprobada, a partir del 7 de septiembre el bitcoin -creado originalmente para ser una divisa fuera del control de los gobiernos- podrá ser utilizada en el país en cualquiera transacción y los negocios deberán aceptar pagos en esa moneda digital, salvo los que carezcan de la tecnología para hacerlo.

Para garantizar la implementación del bitcoin el Congreso unicameral, controlado por el partido Nuevas Ideas del presidente Bukele, aprobó un fideicomiso de 150 millones de dólares que se usarán para hacer efectivo el bono de 30 dólares que el gobierno otorgará a los salvadoreños para incentivar su uso y el de la billetera electrónica Chivo, con la que se podrá convertir las criptomonedas en dólares.

Bukele ha explicado que con Chivo los salvadoreños podrán aceptar pagos en bitcoin o en dólares, recibir dinero de familiares o amigos y enviar o recibir remesas sin pagar comisiones. Aclaró que nadie está obligado a descargar esa aplicación y que si así lo decide puede continuar enviando las remesas por los medios tradicionales y seguir pagando comisiones. “No hay ningún problema”, aseguró.