¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

WIKILEAKS

El rostro de las filtraciones

Mariana Recamier

La activista Chelsea Manning es un referente para los defensores de los derechos humanos, pero puede terminar en prisión por filtrar más de 750 mil documentos confidenciales hace nueve años


May 13, 2019
Lectura 6 min
portada post

La exanalista de inteligencia del ejército de Estados Unidos Chelsea Manning es una activista cuyo trabajo y opiniones ya son un referente para otras personas que defienden los derechos humanos en el mundo.

La vida de Manning cambió desde que entregó a la organización WikiLeaks miles de documentos clasificados en 2010 y fue sentenciada a 35 años de prisión por espionaje y robo en 2013. El presidente Barack Obama conmutó su sentencia y fue liberada de prisión en 2017.

No obstante, la activista se encuentra otra vez en el radar internacional porque estuvo dos meses en prisión por no querer declarar como testigo ante un gran jurado del Estado de Virginia por la filtración de documentos secretos a WikiLeaks. La exanalista fue liberada el jueves pasado, aunque tiene que comparecer ante un nuevo jurado el jueves 16 de mayo

Manning ingresó en prisión el pasado 8 de marzo por desacato ante el tribunal que investiga el caso WikiLeaks, a quien la exsoldado había filtrado unos 750 mil cables diplomáticos y documentos confidenciales.

Manning podría regresar a la cárcel la próxima semana ya que sus abogados han adelantado que la intención de la joven es no declarar ante la nueva orden de comparecencia.

“Chelsea continuará negándose a responder preguntas y utilizará todas las defensas legales disponibles para demostrarle al juez que ella solo tiene motivos para negarse a dar testimonio”, explicó el equipo legal de la activista en un comunicado publicado por la agencia The Sparrow Project.

Su liberación este jueves del Centro de Detención para adultos William G. Truesdale, de Alexandria, Virginia, tuvo lugar al haber expirado el plazo dictado de 62 días de detención, según el comunicado.

El pasado 6 de mayo los abogados de Manning presentaron una moción que asegura la decisión irrevocable de la exanalista de inteligencia militar de no dar declaraciones, según su abogada Moira Meltzer-Cohen

La ley federal de Estados Unidos permite que un testigo renuente sea encarcelado por desacato si existe la posibilidad de que ese encarcelamiento sirva para convencerle de testificar.

Pero en su caso, si un juez determina que el confinamiento de la activista es más punitivo que coercitivo, la exanalista debería ser puesta en libertad, a lo cual apela la defensa en la moción presentada.

Manning fue arrestada por primera vez en Irak en 2010 por revelar los documentos confidenciales, videos y cables diplomáticos a la plataforma fundada por Julian Assange.

Activismo

La activista imparte conferencias en la actualidad e incluso intentó entrar a la política tradicional como senadora. A principios de 2018, Manning anunció que estaba desafiando al senador estadounidense de dos mandatos de Maryland, Ben Cardin, en la primaria demócrata. Su campaña ofreció una agenda que incluía propuestas para abolir los controles fronterizos y el sistema penitenciario.

No obstante, la activista fue derrotada en la Primaria del Senado Demócrata en Maryland en junio del mismo año.

De acuerdo con una entrevista publicada en 2018 en el diario The Guardian, Manning también se está involucrando con activistas de base que están organizando protestas y acciones en todo Estados Unidos.

“Los problemas de Estados Unidos son mucho más grandes que el presidente Donald Trump. Todos estos sistemas, nuestro sistema judicial, nuestro ejército, nuestro sistema penitenciario, el aparato de inteligencia, han estado pasando por una acumulación de conflictos durante varias décadas”

- Chelsea Manning

Activista

Ella cree que la solución a los problemas de Estados Unidos no llegará mediante las elecciones. Es partidaria de la acción directa hasta incluso violar la ley.

“Estoy allí para apoyar a la gente cada vez que salen y protestan. Vi a estos activistas locales en Chapel Hill, Carolina del Norte, derribar una estatua de la Confederación y fue el momento más jodidamente inspirador de mi vida por decir lo menos. No esperaron el permiso y al salir de los límites, cambiaron la conversación”, mencionó la exanalista.

En febrero de 2015, Katharine Viner, editora en jefe de The Guardian Estados Unidos anunció que Manning se había unido al equipo del medio de comunicación como un escritor de opinión contribuyente sobre la guerra, el género y la libertad de información.

Entre sus artículos se encuentran los titulados “¿Cuándo dejará el gobierno de Estados Unidos de perseguir a los denunciantes?” y “Es correcto poner fin a la prohibición de las personas trans en el ejército, pero es incorrecto establecer condiciones”.

“La presentación de género debe reflejar a la persona que eres. Cuando pierdes el control de tu presentación de género, pierdes un aspecto importante de tu identidad y existencia. Al establecer tantas advertencias, líneas de tiempo, estándares y entrenamiento, el ejército está haciendo esto mucho más complicado y burocrático de lo necesario”, escribió la activista en uno de sus textos.

Manning también tiene un largo historial de reconocimientos por su trabajo como activista. En 2011, ella fue galardonada con un Whistleblowerpreis por la Sección Alemana de la Asociación Internacional de Abogados contra las Armas Nucleares y la Federación de Científicos Alemanes.

Los parlamentarios islandeses y suecos del Partido Pirata nominaron a Manning y al compañero de denuncias Edward Snowden para el Premio Nobel de la Paz 2014.

En una declaración ante el Comité de Nominaciones, los miembros del Partido Pirata dijeron que Manning y Snowden “inspiraron el cambio y alentaron el debate público y los cambios de política que contribuyeron a un mundo más estable y pacífico”

En septiembre de 2017, Manning aceptó el Premio Pioneer EFF en reconocimiento a sus acciones como denunciante y por su trabajo como defensora de la transparencia del gobierno y los derechos de los transgéneros.

Además, este mes se descubrirán más datos de la vida de la exanalista de inteligencia del ejército de Estados Unidos Chelsea. El 24 de mayo estrena de forma internacional el documental XY Chelsea del director Tim Travers Hawkins.

La película examina el lugar de Manning en la conversación sobre seguridad nacional y la lucha de la comunidad transgénero por derechos y visibilidad.

XY Chelsea

Director: Tim Travers Hawkins

Estreno: 24 de mayo

La película retoma el día cuando Manning abandona la prisión y examina su papel en la conversación sobre seguridad nacional y la lucha de la comunidad transgénero por los derechos y la visibilidad.


Notas relacionadas

Jul 17, 2019
Lectura 6 min

WIKILEAKS

EU, al rescate de Felipe Calderón

Ernesto Santillán


Jul 17, 2019 Lectura 6 min

Jun 13, 2019
Lectura 2 min

May 25, 2019
Lectura 4 min

Comentarios