“Mientras los curas estén a cargo de lidiar con otros sacerdotes que cometen y permiten abuso de menores, poco cambiará”

Barbara Blaine

Presidenta en EU de la Red de
Sobrevivientes de Abusos


"Me comprometo a no tolerar el daño infligido a un menor por parte de nadie, independientemente de su estado clerical. Todos los obispos deben ejercer su servicio de pastores"

Papa Francisco

Mensaje en una misa en 2014


La decisión responde a una de las críticas más recurrentes: que la Iglesia Católica ha encubierto de forma sistemática los abusos y ha fallado, como institución, en castigarlos y combatirlos

https://www.youtube.com/watch?v=MuDY93k3_hE

El Papa Francisco no está dispuesto a que sea Dios quien juzgue a los sacerdotes que cometan o encubran casos de pederastia.

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, anunció ayer la creación de un tribunal en el que se juzgarán a miembros del clero que incurran en “pecado de omisión”, es decir, que encubran abusos sexuales de otros curas o religiosos.

El tribunal, que dependerá de la Congregación para la Doctrina de la Fe, castigará a aquellos sacerdotes que abusen de su poder, que muestren negligencia en la investigación de casos de pedofilia o que no protejan a las víctimas.

La decisión de Francisco, una de las más severas desde que comenzó su papado, surge de una recomendación de la comisión que creó el Pontífice en el 2013 para combatir la pederastia. 

También responde a una de las quejas más recurrentes de los grupos que defienden a las víctimas de pedofilia: que la Iglesia Católica ha encubierto de forma sistemática estos abusos y ha fallado, como institución, en castigarlos y combatirlos.

Por ello, precisó el vocero Lombardi, el tribunal se enfocará en las cuestiones de omisión, que se establece como delito canónico de “abuso de oficio episcopal”.

“Es lo que uno debería haber hecho y no hizo”, indicó a los medios.

“Esto es otra clase de responsabilidad y falla, y tiene que juzgarse de una forma apropiada con reglas apropiadas”. 

Principales funciones

El diario Vatican Insider reportó que la orden faculta a cada congregación de obispos para recibir y examinar denuncias.

Entonces, añadió el medio, el Pontífice ordenará a la Congregación para la Doctrina de la Fe juzgar a los sacerdotes sospechosos del delito de “abuso de oficio”. 

La propuesta también incluye la creación de una nueva Sección Judicial en la que haya personal que analice los casos, bajo el mando de un Prefecto.  

“La reforma es fruto del trabajo del llamado ‘C9’, el consejo de nueve cardenales que colaboran con el Papa en la reforma de la curia y del gobierno de la Iglesia mundial”, informó el periódico italiano La Repubblica. 

El Santo Padre fijó un plazo de cinco años para analizar la efectividad de las medidas y, de ser necesario, renovarlas.

El cardenal de Estados Unidos Sean O’Malley preside la comisión contra los abusos de pedofilia que forman representantes de las víctimas de pederastia. 

Los casos cobraron relevancia mundial cuando se revelaron abusos en Boston, Irlanda y México, con el padre Marcial Maciel. 

“Muchos de los curas pedófilos fueron cambiados de parroquia en vez de ser entregados a las autoridades, algo fuertemente criticado por quienes cuestionan la actitud del Vaticano”, publicó BBC Mundo. 

¿Qué dicen las víctimas?

La decisión de Francisco despertó sentimientos encontrados.

Marie Collins, integrante de la comisión que representa a las víctimas de Irlanda, manifestó en Twitter que estaba muy “complacida” con la decisión del Pontífice.

Un tono similar mostró Gabrielle Shaw, responsable de la Asociación Nacional para Personas Abusadas en su Infancia de Reino Unido (Napac).

“Damos la bienvenida a toda iniciativa que mire de cerca los casos de abuso del clero y muestre una mayor apertura por parte de la Iglesia”, señaló a BBC Mundo.

Pero Barbara Blaine, presidenta de la Red de Sobrevivientes de Abusados por Curas de Estados Unidos (SNAP), argumentó en un comunicado que la medida no resuelve la situación, pues lo que se necesita es endurecer y acatar las leyes seculares. 

“La mayoría de las comisiones de abuso de la Iglesia han sido distracciones inefectivas y, en su peor caso, han sido estrategias manipulativas de relaciones públicas”, sentenció, “sospechamos que esta nueva no hará ninguna diferencia.

“Esta crisis de varias décadas ha estado repleta de comisiones de la Iglesia, procedimientos, protocolos y promesas. También han sido irrelevantes. Mientras los curas estén a cargo de lidiar con otros sacerdotes que cometen y permiten abuso de menores, poco cambiará”.

Episodios oscuros

> Estados Unidos, 2002.  En este año se revelaron una serie de abusos cometidos por dos curas de Boston, Paul Shanley y John Geoghan, lo que causó un descontento generalizado. 

> Irlanda, 2009.  Investigaciones arrojaron que durante el siglo 20 los obispos tejieron una red de abuso sexual y encubrimiento en escuelas y orfanatos católicos. Importantes obispos, como Joseph Duffy (foto), encubrieron el escándalo. 

> México, 2010.  Los Legionarios de Cristo admitieron que su fundador, el difunto padre Marcial Maciel, había cometido de forma sistemática abuso de menores, denunciado desde 1997, cuando Juan Pablo II era Papa.