El ministro de Defensa de Ucrania declaró ayer que ‘una gran guerra ha llegado a nuestra puerta, una del tipo que Europa no ha visto desde la Segunda Guerra Mundial’

“Una gran guerra ha llegado a nuestra puerta, una del tipo que Europa no ha visto desde la Segunda Guerra Mundial”, declaró ayer Valeriy Geletev, ministro de Defensa de Ucrania. 

Y es que el Ejército ucraniano, que habían hecho grandes avances en las últimas semanas, tuvo ayer que retirar su defensa del vital aeropuerto de Luhansk frente a un embate constituido por “una columna de tanques rusos”, según informes del Ejército. 

La retirada del aeropuerto civil de la ciudad oriental de Ucrania es el último de una serie de reveses de las fuerzas ucranianas en el este del país, las cuales se enfrentan a separatistas pro rusos

“Parece que la inevitable victoria ahora se ve imposible para el Ejército de Ucrania. La milicia está haciendo grandes avances, los cuales Ucrania dice han sido posibles gracias al apoyo de fuerzas regulares y unidades blindadas rusas”, apunta el reportero Paul Brennan, de Al Jazeera.

Por su parte, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, denunció ayer una “agresión directa y abierta en contra de Ucrania por parte de “un estado vecino”. 

“Esto ha cambiado la situación en la zona de conflicto de una manera radical”, puntualizó.

Niegan apoyo

Moscú, fiel a su discurso desde que iniciaron las hostilidades en Ucrania, desmiente las acusaciones de apoyo hacia los rebeldes, quienes han establecido “repúblicas populares” en la región oriental. 

Los separatistas pro rusos dicen que prefieren ser parte de un “mundo ruso” que de un país que busca la integración con Europa occidental, reporta Al Jazeera.