La tarde de este martes, los senadores de Estados Unidos aprobaron por unanimidad suprimir el tradicional cambio de horario para quedarse, únicamente, con el de verano, lo cual prácticamente ya es una realidad.

Y es que luego de la aprobación de esta medida en el Senado, la iniciativa deberá ser turnada a la Cámara de Representantes; no obstante, se espera que ya sea una realidad pues el cambio de horario ya ha sido calificado como obsoleto.

La medida, que entraría en vigor en noviembre de 2023, haría permanente el horario de verano, de manera que Estados Unidos dejaría de cambiar la hora dos veces por año.

Durante el debate en la Cámara alta, el senador republicano Marco Rubio, impulsor del proyecto de ley, calificó de “estupidez” el cambio de hora y opinó que “la mayoría de estadounidenses quieren dejar de adelantar y atrasar” el reloj.

Rubio reivindicó que el horario de verano permite “pasar más tiempo al aire libre durante las tardes” porque hay más luz solar, además de que, a su juicio, se reduce la criminalidad.

“Ya sé que este no es el tema más importante para Estados Unidos, pero es uno de los asuntos que más consenso genera”, agregó sobre la supresión del cambio de hora.

Lee: Cambio de horario, ¿cuándo empieza y cómo saber si se adelanta o atrasa el reloj?

Al redactar el texto, el senador acordó con las aerolíneas y las cadenas de televisión la entrada en vigor de esta medida a partir de noviembre de 2023 para que tengan tiempo de adaptarse.

Estados Unidos entró en horario de verano el pasado fin de semana y regresará al horario de invierno en noviembre próximo, un cambio que se realiza desde principios del siglo 20 en buena parte del mundo para ahorrar energía.

Si la Cámara de Representantes la aprueba, la iniciativa será enviada al presidente, Joe Biden, quien todavía no se ha pronunciado a favor o en contra de promulgarla.