Este martes 1 de diciembre, se cumplió un año desde que el primer paciente conocido mostró síntomas de la enfermedad COVID-19 en la ciudad china de Wuhan, pero la comunidad científica sigue haciendo descubrimientos intrigantes sobre el origen de la pandemia.

Un estudio publicado este 30 de noviembre en la revista Clinical Infectious Diseases “elaborado por expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos” sugiere que el COVID-19 inició antes de diciembre del 2019.

La cronología oficial señala como fecha de partida el 31 de diciembre de 2019, cuando la autoridad sanitaria de la ciudad china de Wuhan emitió una alerta sobre una serie de casos asociados a un misterioso virus respiratorio.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la epidemia de la enfermedad por coronavirus comenzó a finales de diciembre de 2019 en un mercado de animales de Wuhan, capital de la provincia de Hubei, en China central.

Según identificaron los científicos, las secuencias genómicas de los virus del SARS-Cov-2 aisladas de varios pacientes comparten una identidad de secuencia superior a 99,9 por ciento, lo que sugiere un cambio muy reciente del huésped en humanos.

La propagación de este coronavirus a escala mundial ha sido de tal magnitud que el miércoles 11 de marzo de 2020 la OMS clasificó el COVID-19 como una pandemia.

En estos 12 meses, ya se han registrado más de 60 millones de personas infectadas, y más de un millón y medio murieron por el COVID-19 durante la pandemia.

Lee: Histórico: Gran Bretaña autoriza vacuna antiCOVID de Pfizer; iniciarán aplicación en breve

Sin embargo, el nuevo estudio de CDC indica que los investigadores vinculados al gobierno estadounidense han identificado retroactivamente que 39 personas de tres estados del país ya habían desarrollado anticuerpos contra el coronavirus dos semanas antes de que se produjera la alerta en China.

Aunque Estados Unidos no identificó oficialmente el primer caso en el país hasta el 21 de enero de 2020.

El estudio se basó en muestras de sangre de donaciones realizadas entre el 13 de diciembre de 2019 y el 17 de enero de 2020. Las 7.389 muestras analizadas fueron recolectadas de forma rutinaria de donaciones organizadas por la Cruz Roja en nueve estados de Estados Unidos.

De 1.912 muestras de donaciones realizadas entre el 13 y el 16 de diciembre, 39 dieron positivo (26 en California y 16 en Oregon o Washington).

Otras 67 muestras que contenían el virus fueron identificadas entre donaciones hechas entre el 30 de diciembre de 2019 y el 17 de enero de 2020.

Para los autores del estudio, parte de estos anticuerpos identificados deben estar vinculados a otros tipos de coronavirus que circulan por el mundo, pero la gran cantidad de personas encontradas con estos anticuerpos en el análisis indica que otra parte era muy probable que tuviera COVID-19 en ese momento.

¿Dónde inició?

“Si me preguntan cuál es la mayor posibilidad, yo diría que el virus proviene de mercados que venden animales salvajes”, dijo a la BBC Yuen Kwok-yung, microbiólogo de la Universidad de Hong Kong.

Pero un estudio realizado por médicos en Wuhan, publicado en enero por la revista médica The Lancet, indica que el primer caso de COVID-19 se detectó el 1 de diciembre de 2019, el cual no tenía un vínculo aparente con el mercado público de vida silvestre.

Fue hasta el 11 enero cuando la Comisión de Salud Municipal de Wuhan anunció la primera muerte provocada por el coronavirus. Un hombre de 61 años, expuesto al virus en el mercado de mariscos, falleció el 9 de enero después de una insuficiencia respiratoria a raíz una neumonía severa.

Una investigación sostiene que desde septiembre del 2019 circulaba el virus en Italia.

El texto del Instituto de Tumores de Milán y de la Universidad de Siena, señala que podría haberse propagado desde China mucho antes de lo que se pensaba.

Los resultados de la investigación muestran que el 11,6% de los 959 voluntarios que se sometieron a unas pruebas de tumores pulmonares entre septiembre de 2019 y marzo de 2020 tenían anticuerpos al coronavirus antes de febrero. Y el 14% de estos 111 casos ya tenían estos anticuerpos en septiembre.

Te recomendamos: López-Gatell anuncia inicio de fase 3 de la pandemia Covid-19 en México

Además, otro estudio liderado por investigadores de la Universidad de Barcelona revela que hubo presencia del nuevo coronavirus en muestras congeladas recogidas en España desde el 15 de enero de 2020 (41 días antes de la primera notificación oficial en el país) y desde el 12 de marzo de 2019 (nueve meses antes del primer caso reportado en China).

Algunos expertos también dicen que difícilmente un virus con potencial de convertirse en una pandemia podría circular durante meses por todo el mundo sin ser detectado.

Al respecto, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que la investigación del origen del coronavirus comenzará donde se dieron los primeros casos, en la ciudad china de Wuhan, pero a partir de ahí explorará si ha de seguir otras vías”.

“La posición de la OMS ha sido muy clara: empezaremos el estudio en Wuhan, veremos qué ocurrió allí, y basándonos en la información obtenida exploraremos si hay otras vías que convenga estudiar“, señaló Tedros, quien criticó los intentos de politización alrededor de esta investigación.