¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
Nacional

HOMOSEXUALIDAD

El arcoíris sale en EU

Indigo Staff

En una importante victoria para los derechos de los homosexuales en Estados Unidos, la Corte Suprema determinó el miércoles que las parejas del mismo sexo casadas legalmente deberían tener los mismos beneficios federales con que cuentan las parejas heterosexuales y despejó el camino para la reanudación de los matrimonios gay en California.


Jun 26, 2013
Lectura 7 min

"(La ley DOMA) trataba a amorosas y entregadas parejas gay y lesbianas como una clase separada e inferior de personas” (…) “La Corte Suprema ha corregido ese error, y nuestro país está en mejores circunstancias por ello”

- Barack Obama

Presidente de EU

La decisión fue celebrada por los defensores de los derechos de los gays y el presidente mostró su contento con la expresión “amor es amor”

Con la decisión de la Corte los matrimonios homosexuales obtendrán los mismos beneficios que los heterosexuales a nivel federal

En una importante victoria para los derechos de los homosexuales en Estados Unidos, la Corte Suprema determinó el miércoles que las parejas del mismo sexo casadas legalmente deberían tener los mismos beneficios federales con que cuentan las parejas heterosexuales y despejó el camino para la reanudación de los matrimonios gay en California.

Los jueces emitieron dos fallos de 5-4 en su última sesión antes del periodo vacacional. En el primero, la corte invalidó una estipulación de la ley federal de Defensa al Matrimonio que evitaba que las parejas de matrimonios gay gozaran de varios beneficios fiscales, médicos y de pensiones que generalmente están disponibles para matrimonios heterosexuales. El juez Anthony Kennedy redactó la decisión.

Esa ley, conocida como DOMA, por sus siglas en ingles, definía al matrimonio como “la unión entre un hombre y una mujer” y fue promulgada por el presidente Bill Clinton el 21 de septiembre de 1996. Según esta ley, aunque una pareja conformada por personas del mismo sexo contrayera matrimonio en un estado donde el matrimonio homosexual fuera legal, eso no implicaba un reconocimiento a nivel federal, lo que suponía, entre otras cosas, pérdida de beneficios fiscales a nivel federal.

El otro fue un fallo legal técnico que nada dice sobre matrimonios de personas del mismo sexo, pero que dejó vigente una declaración de una corte de que la Proposición 8 de California es inconstitucional. Ese resultado probablemente permitirá que funcionarios estatales ordenen la reanudación de matrimonios entre homosexuales en el estado más poblado del país en aproximadamente un mes.

El presidente Barack Obama elogió el fallo de la corte sobre la ley federal, a la que calificó de “discriminación consagrada por la ley”.

“Trataba a amorosas y entregadas parejas gay y lesbianas como una clase separada e inferior de personas”, indicó Obama en un comunicado. “La Corte Suprema ha corregido ese error, y nuestro país está en mejores circunstancias por ello”.

Afuera del tribunal, algunos se abrazaron y otros saltaron justo después de las 10 de la mañana locales cuando se anunció la decisión. 

Cuando los demandantes bajaron por las escaleras de mármol del tribunal, se oía a personas corear “Gracias” y “USA”. 

La mayoría de los presentes parecían a favor del matrimonio homosexual, aunque había cuando menos un hombre que sostenía un cartel a favor del matrimonio heterosexual.

En una señal de que ninguna de las dos victorias ha sido completada, la Corte Suprema no agregó nada sobre la validez de la eliminación de tales matrimonios en California y alrededor de 30 estados más. Y sigue en vigor otra estipulación de la ley federal que otorga a los estados el derecho de no reconocer una unión entre personas del mismo sexo provenientes de otro lugar.

Obama contactó vía telefónica a los demandantes en el caso de California para felicitarlos desde el avión Air Force One con destino a África.

Según explicó el diario Público, el caso contra la DOMA fue presentado por primera vez por Edith Windsor, una mujer de 84 años que se vio obligada a pagar más de 350 mil dólares en impuestos federales por el patrimonio heredado de su esposa, Thea Spyer, fallecida en 2009, debido a que su matrimonio no era reconocido a nivel federal.

Obama solictió a principios de 2011 a su gobierno que no defendiera la DOMA y en mayo de 2012 se convirtió en el primer presidente de EU en expresar públicamente su apoyo a los matrimonios entre personas del mismo sexo.

El matrimonio entre personas del mismo sexo ha sido adoptado por 12 estados y el Distrito de Columbia. Otras 18 mil parejas contrajeron matrimonio en California durante el breve periodo antes de la prohibición. Massachusetts fue el primer estado en permitir matrimonios entre parejas homosexuales, en 2004. (Con información de AP)

Rechazan en Texas medidas estrictas contra el aborto

En un día histórico para las libertades civiles de las lesbianas y los homosexuales, los gritos de cientos de personas ayudaron a impedir que los legisladores de Texas aprobaran una de las medidas contra el aborto más estrictas en Estados Unidos, al abuchear a los senadores republicanos e impedirles aprobar la iniciativa antes de que se venciera el plazo a la medianoche del martes.

El proyecto de ley incluía restricciones que hubieran obligado a cerrar casi todas las clínicas para abortos del estado más poblado de Estados Unidos.

Inicialmente, los republicanos insistieron en que habían comenzado a votar antes de la medianoche y aprobaron la iniciativa a pesar de que los demócratas pasaron gran parte del día tratando de dilatar la votación final.

Pero luego de que los registros electrónicos oficiales y las impresiones del registro de votación mostraron que la votación tuvo lugar el miércoles, y fueran cambiados para que mostraran el martes, los senadores se reunieron en privado.

Una hora después, el vicegobernador David Dewhurst continuaba insistiendo en que la votación por 19-10 se realizó a tiempo, pero dijo que “con todo el escándalo y el ruido, no podría firmar la iniciativa”.

Criticó a los más de 400 manifestantes que protagonizaron lo que ellos mismos llamaron “tácticas dilatorias del pueblo” desde las 23:45 horas hasta pasada la medianoche. Dewhurst negó haber manejado mal el debate.

“No perdí el control (de la cámara). Tuvimos una multitud revoltosa”, dijo Dewhurst.

Indicó que el gobernador Rick Perry podría convocar inmediatamente a otro periodo extraordinario, al decir que “se acabó, fue divertido, pero nos vemos pronto”.

La senadora demócrata Wendy Davis pasó la mayor parte del día dilatando la votación a la vieja usanza, acaparando el podio por horas con un discurso maratónico.

“Me duele la espalda. No me quedan muchas palabras”, dijo Davis al final de la sesión, cuando fue vitoreada por activistas que se quedaron en el Capitolio para verla. “Muestra la determinación y el espíritu de las mujeres texanas”.

La iniciativa prohibía los abortos luego de 20 semanas de embarazo y exigía que todos los procedimientos se realizaran en clínicas con capacidad para admitir hospitalizaciones.

Los médicos que realizasen los abortos también tendrían que contar con privilegios de admisión en un hospital ubicado a 48 kilómetros (30 millas) a la redonda.

El requisito de hospitalización habría inhabilitado a 37 de las 42 clínicas ambulatorias para abortos de Texas. 

El aborto es legal en todos los estados de EU desde la sentencia de la Corte Suprema en el Caso Roe contra Wade, del 22 de enero de 1973. (AP)


Notas relacionadas
Comentarios