300

billones de dólares anunció China que invertirá en energía renovable para el 2020


“Las nuevas tecnologías y la digitalización ofrecen una oportunidad increíble para aliviar la pobreza y restaurar nuestro planeta. No hay más opciones que mantener el cambio climático por debajo de los 2° C”

Laurence Tubiana

economista y diplomática francesa


“Más de 700 empresas emitieron una convocatoria para que la administración de Trump implementara el Acuerdo de París (COP21). No sólo porque es bueno para el planeta, sino porque es bueno para los negocios y la competitividad de la economía estadounidense” 

Laurence Tubiana

economista y diplomática francesa

La tendencia del mercado internacional por preferir marcas comprometidas con el medio ambiente se eleva, pues todo apunta a que el comercio sustentable es el único futuro viable para la raza humana, en aras de sobrevivir al cambio climático, que ya es actualmente irreversible.

Según la revista Forbes “aquellos líderes que han entendido que la sustentabilidad es un reto para ser más eficientes, y no una molestia, han logrado reducir costos de producción; diferenciarse de la competencia y capitalizar nuevas oportunidades”, además de cumplir con la legislación y ser amables con el medio ambiente.

A contracorriente de esta tendencia mundial: los norteamericanos acaban de elegir a un candidato que cree que el cambio climático “es un cuento chino” y, sobre todo, votaron a favor de una agenda ambiental retrógrada.

Mientras Trump sigue apostando por revivir los combustibles fósiles, que son una forma de energía anticuada, dañina y en proceso de extinción, su amenaza de salida de acuerdos internacionales, más que dañar los avances en materia medioambiental, lo aíslan años luz del mercado del futuro: el comercio sustentable.

Se sabe que Trump se comprometió a “cancelar” su participación en el histórico acuerdo logrado en la Cumbre del Clima en París (COP21), para –más bien– favorecer a la industria del carbón; pero si bien EU es importante para el Acuerdo, los expertos aseguran que su salida no será tan impactante, como lo habría sido en años anteriores.

“Más de 700 empresas emitieron una convocatoria para que la administración de Trump implementara el Acuerdo de París (COP21). No sólo porque es bueno para el planeta, sino porque es bueno para los negocios y la competitividad de la economía estadounidense”, explica en entrevista para Reporte Indigo, Laurence Tubiana, economista y diplomática francesa, embajadora de Francia para las negociaciones internacionales de la COP21, llevadas a cabo en 2015 en París.

“Así que, incluso en el peor de los casos, en donde Estados Unidos se retire del Acuerdo, estoy convencida de que el espíritu de la COP21 seguirá vivo”, sostiene la embajadora francesa.

En otras palabras: la comunidad internacional está preparada para Donald Trump y su escepticismo climático.

La lucha apenas empieza

Laurence Tubiana fue una de las principales artífices del acuerdo de la Cumbre del Clima en París. Fundadora y presidenta del Instituto de Desarrollo Sostenible de Francia, y que acaba de ser nombrada Directora de la European Climate Foundation (ECF), está segura de que a pesar de que el cambio climático no fue un tema central durante la campaña de Trump, se vio un importante apoyo del público hacia la acción climática, “incluidos aquellos que no ‘creían’ en el cambio climático hace 10 años”.

“París sentó las bases para un cambio social y económico global que ya es imparable”.

Y aunque Trump adopte una postura negacionista del problema, las consecuencias están frente a su cara: California está enfrentando fuertes sequías y el huracán Sandy todavía sigue en la mente de los neoyorquinos.

Y más recientemente, después de las elecciones presidenciales, tuvimos la prueba de que la comunidad empresarial está hoy más que nunca comprometida con la acción climática.

La respuesta ante el gobierno de Trump ya está ocurriendo, asegura Tubiana, “en vistas al resultado de las elecciones en Estados Unidos, muchos países decidieron ratificar el Acuerdo de París. Y Alemania confirmó que el cambio climático será un punto clave en la agenda del próximo G20”.

El negocio del siglo 21

“También el sector del transporte se dirige hacia cero emisiones con vehículos eléctricos e inteligentes. Las energías renovables, en particular la solar, son más baratas cada día. Y esos son hechos, dentro y fuera de los Estados Unidos”.

De hecho, el presidente Xi Jinping de China dijo en Davos que su país invertirá más de 300 billones de dólares en energía renovable para el 2020.

Y hace apenas unos días, la alcalde de París, Anne Hidalgo, llamó a las grandes ciudades del mundo a prohibir el coche diesel a partir del 2020.

“Esto es nuevo, es audaz, y demuestra que el liderazgo político puede hacer la diferencia.

“Hasta, ahora nadie ha retrocedido. En México, los alcaldes de la coalición C40 se comprometieron a implementar el Acuerdo de París, sea cual sea la decisión de los gobiernos”, dice la experta.

Según explica Laurence Tubiana, la acción climática puede aportar justicia climática, calidad del aire, empleos calificados en movilidad y energía renovable, acceso a la energía y seguridad alimentaria para todos.

La economista asegura que esto requiere de una gran cooperación entre los países, pero también entre las ciudades, empresas, los ciudadanos y comunidades.
Destrucción inminente

Y ahora que la COP22 tuvo lugar en noviembre: ¿cómo implementar el desarrollo sostenible? ¿Cómo replanteamos nuestra idea de progreso?

“Las nuevas tecnologías y la digitalización ofrecen una oportunidad increíble para aliviar la pobreza y restaurar nuestro planeta. No hay más opciones que mantener el cambio climático por debajo de los 2° C. No perdamos el tiempo en opciones absurdas, como el asentamiento en otro planeta o cualquier opción de geoingeniería propuesta por algún Dr. Strangelove”.

“Pues de algo estoy segura, es urgente empezar a desarrollar soluciones concretas para quienes están viviendo en primera línea lo peor del cambio climático.”, expresa la francesa Laurence Tubiana.

Para aquellos en México que se enfrentan al huracán más destructivo de la historia. Para aquellos en el Océano Pacífico que ven subir el nivel del mar. Para aquellos en Asia o en África experimentando extremas sequías o inundaciones.

“Esa es la otra cara de la moneda del Acuerdo de París: la adaptación humana al inminente cambio climático. Ese será un nuevo desafío para todos nuestros líderes”, dijo la especialista.

Para entender el cambio climático

>>CMNUCC. > Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático: 1er tratado sobre el clima. Reconoce la existencia del cambio climático.

>>Conferencia de las Partes (COP). > Desde la Conferencia de Berlín (COP1) en 1995, los líderes se reúnen anualmente en una cumbre mundial.

>>Acuerdo de Kioto. > Primer tratado internacional legalmente vinculante para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

>>Acuerdo de París (COP21). > Pacto histórico adoptado por unanimidad en 195 países. Con él se pretende contener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2° C.

>>Energías fósiles.> Carbón, petróleo y gas natural son transformados en energía por combustión. Están en el subsuelo de la tierra y son limitados.

>>Energía renovable. > Las energías renovables son fuentes inagotables de la naturaleza: Sol, agua, aire, etc.

>>Gases de efecto invernadero. > Presentes en la atmósfera de la Tierra, retienen los rayos solares de radiación infrarroja para mantenernos calientes.

>>Calentamiento global. > Ya está en marcha. El 2015 fue el año más cálido registrado. Los últimos 30 años han sido los más calientes desde hace mil 400 años.

>>Extinción. > Las emisiones globales de gases de efecto invernadero obligan a los humanos a adaptarse a las consecuencias inevitables del desastre natural.

>>Irreversible. > La lucha contra el calentamiento global ya es irreversible.