"El certificado estaba vencido, pero eso qué provoca. En agosto expiró,  pero en las condiciones del local no hubo ningún cambio"

Jader Marques

Abogado del propietario

Los papeles del permiso para operar estaban vencidos, pero “eso no cambia nada”, argumentó Jader Marques, defensor de Elissandro Callegaro Spohr, uno de los propietarios del estalecimiento.

El martes por la noche, Callegaro Spohr intentó suicidarse con la manguera de la ducha de un hospital, donde permanece detenido.

Luego del intento fallido, su abogado rechazó que la discoteca no hubiese estado apta para funcionar y aseveró que lo ourrido fue “una desastrosa y deficiente operación de bomberos”. Indicó que más grave que lo anterior es que los bomberos se sintieron impotentes y utilizaron a civiles para que colaboraran en la operación rescate de las víctimas.

Durante la conferencia de prensa, Marques reconoció que el certificado que autoriza el funcionamiento de la discoteca estaba vencido, pero restó validez a ese hecho.

Uno de los investigadores dijo que Spohr se encuentra ahora esposado a su cama para evitar nuevos intentos. (Con información de Notimex)