La Organización Mundial de la Salud informó que los cubrebocas de tela siguen siendo efectivos contra las nuevas variantes del coronavirus, pues el modo de transmisión del virus es el mismo.

En conferencia de prensa, la responsable de la gestión en la pandemia de la OMS, Maria Van Kerkhove, explicó que todas las personas menores de 60 años que no tengan problemas de salud, pueden seguir utilizando cubrebocas de tela y no quirúrgicos.

Añadió que las personas deben utilizar mascarilla, de forma obligatoria, cuando se encuentren sin distanciamiento social con otros o cuando estén en sitios sin ventilación.

“En las zonas donde el virus circula, hay que llevar puesta la mascarilla cuando las personas están amontonadas y es imposible que se hallen a por lo menos un metro de distancia las unas de las otras, y también en cuartos con poca o mala ventilación”.

Recientemente, países como Alemania y Austria impusieron el uso de cubrebocas quirúrgicos en comercios y el transporte. Asimismo, Francia pidió no utilizar mascarillas de tela porque suponen que no son útiles contra las nuevas variantes del coronavirus.

En esos lugares exigieron el uso de mascarillas quirúrgicas o las FFP2, conocidas en América como N95, ya que provén un mayor porcentaje de filtración de partículas.

Aunque la representante de la OMS consideró que “los países son libres de tomar las medidas que consideren necesarias” en la lucha contra la COVID-19, afirma que no existen estudios que sugieran que el modo de transmisión cambiara con las variantes.

“No tenemos ningún indicio que sugiera que el modo de transmisión haya cambiado… en esta fase no tenemos la intención de cambiar las medidas vigentes”.

Te puede interesar: Mascarillas pueden reducir síntomas en caso de infección de Covid: estudio