La relación Cuba-Estados Unidos puede volver a surgir. Una reciente entrevista protagonizada por el presidente Miguel Diaz-Canel puso en agenda una posible cumbre entre él y su homólogo Donald Trump. Sin embargo, condicionó que el encuentro debe ser entre iguales.

“El diálogo también tiene sus reglas y no se puede aspirar a un diálogo entre desiguales, en donde en una parte haya prepotencia, hegemonismo, presiones”, dijo Díaz-Canel a la cadena multinacional Telesur, cuando se le preguntó la posibilidad de retomar los nexos con Washington.

Además, agregó que no se puede aspirar a un encuentro donde una parte presiona a la otra para que renuncie a su independencia.


Cuba y Estados Unidos retomaron relaciones diplomáticas en 2015, cuando Barack Obama representaba al país norte y Raúl Castro al del Caribe. Ambas naciones habían tenido 56 años de distanciamiento

Este acercamiento se dio desde diciembre de 2014, cuando los dos Estados acodaron avanzar en el proceso de relación bilateral.

Sin embargo, al ingresar Trump a la presidencia volvieron a surgir algunos problemas. Washington dictó sanciones contra Cuba el año pasado luego de acusar a la isla de no proteger a sus diplomáticos, quienes sufrieron una serie de incidentes sonoros que llegaron a afectar su salud.

“Han creado toda una falacia, toda una historia con supuestos incidentes acústicos, pero nosotros no hemos atacado a nadie”, dijo Díaz-Canel en la primera entrevista nacional e internacional que da como presidente de Cuba.

Al finalizar la conversación, el mandatario cubano aseguró que sólo sería cuestión de preguntarle al presidente Trump si quiere comenzar un diálogo.