Reporte Indigo

EU

Corte Suprema de EU aprueba la Ley SB 8 para prohibir el aborto en Texas después de las seis semanas; Biden se manifiesta en contra

Corte Suprema de EU aprueba la Ley SB 8 para prohibir el aborto en Texas después de las seis semanas; Biden se manifiesta en contra

Corte Suprema de EU aprueba la Ley SB 8 para prohibir el aborto en Texas después de las seis semanas; Biden se manifiesta en contra

Hace 48 años, en 1973, la Corte Suprema de Estados Unidos emitió una declaración histórica. Gracias al caso Roe vs. Wade, todas las mujeres en el país podían interrumpir legalmente su embarazo antes de las 20 semanas. Hoy, sin embargo, en Texas es otra historia, donde el Tribunal Supremo permitió que entrara en vigor la Ley SB 8, la cual prohíbe el aborto después de los dos meses de gestación.

Al darse a conocer esta noticia, fueron las organizaciones provida, como Texas Right to Life, las que festejaron la decisión de la Corte, sobre todo luego de que los jueces negaron una petición que activistas proaborto les enviaron para detener dicha ley.

Por su parte, el presidente Joe Biden y la vicepresidenta, Kamala Harris, se opusieron a la decisión, enfatizando que afectaría el acceso a las mujeres a la atención médica que necesitan, particularmente a las que integraran a la comunidad de color y a personas de bajos recursos.

“En lugar de usar su autoridad suprema para garantizar que se pueda buscar justicia, el Tribunal más alto de nuestro país permitirá que millones de mujeres en Texas que necesitan atención reproductiva crítica, sufran”, declaró el jefe de Estado.

Así también, dejó en claro que su administración está “profundamente comprometida” con el derecho constitucional de Roe vs. Wade, por lo que protegerá y defenderá ese decreto.

En ese sentido, ordenó al Consejo de Política de Género y a la Oficina del Asesor Jurídico de la Casa Blanca, que trabajaran para responder a esta decisión, y de ese modo saber qué pasos se pueden tomar a nivel federal para garantizar que las mujeres en Texas tengan acceso a abortos seguros y legales.

Pero a pesar de las declaraciones del mandatario, es la maestra Raquel Saed, especialista en política y medios de la Universidad Iberoamericana, quien opina que es muy poco probable que Biden pueda echar para atrás la ley, debido a la separación tan marcada de poderes que hay en el país.

“Biden no puede hacer nada porque la separación de poderes es muy clara en Estados Unidos. Por un lado, está la sociedad en favor de que se mantenga el aborto como estaba, con el decreto Roe vs. Wade; y por el otro, se tiene a la Corte Suprema que no responde a ese espíritu, y en cambio tiene los poderes para mantener su decisión”, declara.

Además, asegura que a través de su discurso, lo único que le queda al líder demócrata es tratar de manejar a la opinión pública para favorecer su imagen, y a su vez, evidenciar lo que hacen los republicanos, quienes tienen una mayoría en el Tribunal.

“Por eso Biden se está manifestando. Él como tal necesita tener esa imagen de que es una persona que responde a las necesidades de otros, y que incluso estaría dispuesto a desafiar a su propia religión si se trata de sus ciudadanos”, asume.

Bajo ese panorama, entre las personas que podría señalar el presidente a través de su discurso, está el gobernador republicano Greg Abbott, de Texas, quien desde un inicio apoyó la Ley SB 8, o la también llamada Ley del Latido del Corazón, aprobada desde mayo pasado en las cámaras locales.

A través de esta ley, también se puede castigar legalmente a todos aquellos que hayan participado en que una mujer haya interrumpido su embarazo, como los médicos y enfermeras.

Ley SB 8, con futuro en otros estados

Luego de que el Tribunal Supremo aceptó prohibir los abortos después de las seis semanas de embarazo en Texas, podría ser sólo cuestión de tiempo para que se de a conocer que en otros estados están replicando lo mismo.

Entre los que tienen más posibilidad de aceptar la Ley SB 8, están principalmente los de mayoría republicana, entre ellos Nevada, Carolina del Sur y Virginia.

“Cando empiece a operar (la ley) y se vea que hay aceptación, sí puede ir creciendo en el resto del país, y sobre todo cuando los grupos en esos estados son tan vulnerables. Además, las divisiones políticas siempre hacen que una decisión como esta vaya en contra del propio partido en el poder”, dice al respecto la maestra Norma Soto Castañeda, internacionalista y docente de la Universidad La Salle.

Para ella, por ahora lo único que le queda hacer al presidente Biden, y al resto de su administración, es reforzar las campañas sobre educación sexual para evitar llegar a la necesidad de requerir un aborto, y negociar con la oposición hasta obtener un acuerdo a través del cual se beneficien ambas partes.

En caso de seguir esa vía, el mandatario continuaría manteniendo su imagen en favor del aborto y de los derechos de la mujer, y a su vez no aumentaría un problema más a su mandato.

“Si ya con lo de Afganistán está siendo muy polémica su situación, ahora enfrentar este otro aspecto le podría causar más problemas”, dice la maestra.

También puedes leer: Gobernador de Texas pide a Biden designar a cárteles mexicanos como “grupos terroristas”

Exit mobile version