La jueza Shelley C. Chapman autorizó a Aeroméxico a despedir e indemnizar a más de 700 sobrecargos que laboran para la aerolínea y para Aeroméxico Connect.

Con el objetivo de aligerar el costo laboral en el mediano plazo, una Corte de EU autorizó a la aerolínea la liquidación de 766 sobrecargos.

En la decisión se contempla separar a 616 sobrecargos que están afiliados a la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) y a 150 asistentes de vuelos, pertenecientes al Sindicato de Trabajadores de la Industria Aeronáutica (STIA).

La resolución de la jueza no obliga a Aeroméxico a pagar a sus empleados despedidos, sin embargo, sí los autoriza a poner en marcha su plan de reducción de costos.

“Los deudores están autorizados, pero no ordenados, a implementar el plan de indemnización (…) los deudores están autorizados a pagar aproximadamente 6 millones 200 mil dólares en indemnizaciones por despido”, indicó Chapman.

TE SUGERIMOS: AEROMÉXICO EN TURBULENCIA, AFECTA A TRABAJADORES

Debido a su contrato colectivo de trabajo, aquellos que están agremiados a la ASSA, recibirán en promedio, una indemnización promedio de 8 mil 278 dólares, variando según puesto y antigüedad.

Los asistentes de vuelo de Aeroméxico Connect, serían indemnizados con 7 mil 33 dólares en promedio.

“El monto específico de la indemnización del asistente dependerá de su nivel de antigüedad y afiliación (sindical)”, indicó Ricardo Sánchez Baker, director financiero de la compañía.

Esta reducción de personal forma parte de una reestructura financiera de la empresa, que obtuvo la aprobación final para acceder a un financiamiento de mil millones de dólares, del Fondo Apollo.