Tras el fracaso de la segunda cumbre entre Kim Jong Un y Donald Trump, en Hanói, Corea del Norte habría ejecutado a los presuntos responsables.

De acuerdo con Notimex, el enviado especial para Estados Unidos Kim Hyok-chol  habría sido ejecutado por su presunta responsabilidad en el colapso de la cumbre celebrada en pasado febrero. 


Kim Hyok-chol fue ejecutado en marzo en el aeropuerto de Mirim junto a cuatro altos funcionarios del ministerio de Relaciones Exteriores tras una investigación, aseguró el diario surcoreano Chosun Ilbo que citó una fuente norcoreana sin identificar.

Un pelotón de fusilamiento – según este medio– habrían sido el encargados de la ejecución de  Kim Hyok-chol, quien fue acusado de espionaje y de haber sido cooaptado por EU, de Trump.

Además, Kim Yong Chol, ex jefe del equipo nuclear de Pyongyang, habría sido enviado a un campo de trabajos forzados en la provincia de Jagang, y Kim Song Hye a un campo de presos políticos.

De acuerdo con DW, “Kim Hyok-chol fue ejecutado en el aeropuerto de Mirim junto a cuatro altos funcionarios del ministerio de Relaciones Exteriores tras una investigación”.