En sólo dos meses, las y los ciudadanos de Corea del Sur se reunirán en las urnas para elegir a su próximo presidente, de quien ya se podría tener indicios de su perfil. Se trata de Lee-Jae myung, del Partido Demócrata, quien lideró las últimas encuestas de popularidad publicadas por empresas como Gallup y medios nacionales como The JoongAng, que le dan casi el 40 por ciento de la aprobación.

Detrás de Lee se encuentra Yoon Suk-yeol, del Partido del Poder Popular, con el 29 por ciento; después Ahn Cheol-soo, del Partido Popular, con el 15, y finalmente Sim Sang-jung, del Partido de la Justicia, con el cinco.

Fue en cuestión de un mes y medio que Lee se posicionó como el primero en los sondeos, debido a sus más recientes propuestas de campaña, como la apuesta a las criptomonedas.

Según Kim Nam-kook, miembro del equipo de trabajo de Lee Jae-myung, el político podrá recibir los nuevos activos digitales para financiar su campaña presidencial, proporcionando a cambio Tokens no Fungibles (NFT) a quienes lo apoyen.

A través de los NFT, la gente podrá adquirir imágenes de Jae-myung, así como las promesas que implementará en caso de llegar a La Casa Azul tras relevar al actual jefe de Estado, Moon Jae-in.

“Dado que la generación de jóvenes de entre 20 y 30 años está interesada en las tecnologías emergentes, incluidos los activos actuales, los NFT y el metaverso, este tipo de recaudación de fondos podría resultarles atractivo”, declaró al respecto Kim Nam-kook.

Bajo esa línea, se prevé que Lee Jae-myung logre recaudar la mayoría de sus votos por parte de los electores de menor edad, a quienes los candidatos siempre les ha sido difícil atraer.

Pero además de su apuesta a las criptomonedas y a los NFT, el representante del Partido Demócrata también ha dado de qué hablar en medios locales e internacionales tras promocionar fondos del gobierno para cubrir tratamientos contra la caída del cabello.

Según Lee Jae-myung, el Programa Nacional de Seguro de Salud debería cubrir los tratamientos para las personas con alopecia en todo Corea, ante lo cual ha recibido múltiples reconocimientos en redes sociales por las personas que padecen este problema.

María Cristina Godos González, internacionalista de la UNAM y especialista en política de Asia, asegura que a este paso es muy probable que Lee Jae-myung termine ganando las votaciones generales, principalmente porque se está enfocando en necesidades que nadie había visto antes.

De acuerdo con ella, en el caso del uso de las criptomonedas, sin duda Lee atraerá a los jóvenes que en gobiernos anteriores han salido perjudicados o no han sido tomados en cuenta no sólo con temas populares, sino en rubros como el empleo y la vivienda.

El año pasado, por ejemplo, el gobierno de Moon Jae-in recibió la crítica de un gran número de jóvenes surcoreanos tras darse a conocer un caso de corrupción en un proyecto inmobiliario, pues cerca de 20 funcionarios utilizaron información privilegiada para comprar casi nueve millones de dólares en tierras agrícolas antes de que se anunciaran los planes de desarrollo.

En Corea del Sur, el tema inmobiliario ha sido uno de los rubros pendientes del gobierno, pues además de intentar disminuir los precios de las viviendas que son muy elevados, ha propuesto construir más espacios para las nuevas generaciones, pero no ha tenido tanta suerte.

Por otro lado, Godos González añade que la candidatura de Lee tiene mucho más futuro que la de sus contrincantes, porque está dirigiéndose a la gente que ha perdido sus recursos económicos tras la pandemia, y en ese sentido ha asegurando que los apoyará con una alta compensación, a diferencia del mínimo soporte que proponen sus oponentes.

Los desafíos por delante para Lee Jae-myung

Para gobernar a un país como Corea del Sur, el cual ha crecido social y económicamente desde el fin de sus mandatos militares, se requiere también de reforzar su política exterior.

Según una encuesta dada a conocer el pasado 6 de enero por Gallup, entre los temas que los surcoreanos han calificado como negativos de su actual gobierno es la falta de relación de su país con otros Estados, dejando en claro que esperarán ver más de esa actividad en su próximo presidente.

Bajo esa línea, se espera que el siguiente mandatario refuerce sus relaciones no sólo con sus socios, como Estados Unidos, sino con países de la región como Japón y China, con el que podría tener diferencias por su apoyo a la Unión Americana.

Así también, se prevé que mejore las relaciones con Corea del Norte y su joven líder Kim Jong-un, quien amenaza constantemente la seguridad de sus vecinos con el lanzamiento de misiles nucleares.

Por otro lado, la académica María Cristina añade que el próximo gobierno no deberá dejar atrás el refuerzo de la vacunación contra el COVID-19, por lo que tendrá el reto de acercar a toda la comunidad científica del país para poder pelear contra el virus y sus nuevas variantes.

También puedes leer: Suh Jeong-in, la voz de Corea del Sur en México