Las personas que ya completaron su esquema completo de vacunación en Estados Unidos, podrán realizar sus actividades cotidianas sin utilizar cubrebocas ni distanciamiento social, informaron este jueves los Centros de Control de Enfermedades estadounidenses (CDC).

Esto, a excepción que se lo soliciten las leyes, reglas y regulaciones federales, estatales, locales, tribales o territoriales, incluyendo en negocios locales y espacios de trabajo, señalaron los CDC en un comunicado.


“Las vacunas anti-COVID son efectivas para protegerte de enfermar. Basado en lo que sabemos sobre las vacunas contra COVID-19, las personas que han sido completamente vacunadas pueden comenzar a hacer algunas cosas que se detuvieron por la pandemia”.

Las autoridades estadounidenses consideran personas completamente vacunadas en quienes ya transcurrieron dos semanas después de la segunda dosis de los biológicos de Pfizer o Moderna; así como dos semanas tras la única dosis de Johnson & Johnson.

En caso de no cumplir esas condiciones, quienes se encuentren en Estados Unidos deberán seguir utilizando cubrebocas y manteniendo el distanciamiento social con otras personas.


“Si no cumples esos requerimientos, conforme a tu edad, no estás completamente vacunado. Mantén las precauciones hasta que lo estés”.

Los CDC advierten también que las personas que estén tomando medicamentos que debiliten su sistema inmune, pueden no estar completamente protegidos contra el virus, incluso si ya cumplieron su esquema completo de vacunación. Por ese motivo, ese grupo poblacional también deberá utilizar mascarilla y mantener distanciamiento social pese a estar vacunados.

Estas son las actividades que pueden reanudar quienes están completamente vacunados en EE.UU.

Además de dejar el uso de cubrebocas, quienes ya complementaron su esquema de vacunación en Estados Unidos ya pueden reanudar las actividades que dejaron por la pandemia.

Además, podrán permanecer 6 pies cerca de otras personas, es decir, alrededor de 30 centímetros, a menos que las autoridades soliciten lo contrario.

Por otro lado, quienes deseen viajar dentro de los Estados Unidos ya no necesitarán realizarse una prueba ni ponerse en cuarentena. Sin embargo, para viajes fuera del país, deberán seguir las instrucciones sanitarias de cada destino internacional.

Además, en caso de viajar a otro país, deberán mostrar una prueba negativa de COVID-19 para ingresar nuevamente a Estados Unidos y hacerse una prueba de 3 a 5 días después del viaje internacional.

Te puede interesar: Influencer se pinta cubrebocas y burla medidas sanitarias; podría se deportada (VIDEO)