Científicos británicos prueban un nuevo medicamento que podría lograr que quienes se expusieron al coronavirus no desarrollen la enfermedad. Los expertos dicen que el fármaco podría salvar muchas vidas.

Según el diario británico The Guardian, la terapia con anticuerpos podría ofrecer inmunidad inmediata contra la enfermedad y puede ser suministrado como medicamento de emergencia y ayudar a contener nuevos brotes.

El fármaco fue desarrollado por la University Collage London Hospitals NHS (UCLH) y AstraZeneca, la misma farmacéutica que, junto con la Universidad de Oxford, desarrolló una de las vacunas contra COVID-19.

El nuevo medicamento fue desarrollado con base en una combinación de anticuerpos de acción prolongada conocida como AZD7442. En lugar de los anticuerpos producidos por el cuerpo, AZD7442 utiliza anticuerpos monoclonales que fueron creados en un laboratorio.

“Hasta la fecha, hemos inyectado a 10 participantes (personal, estudiantes y otras personas) que estuvieron expuestos al virus en el hogar, en un centro de atención médica o en las residencias de estudiantes”, dijo a The Guardian Catherine Houlihan, la viróloga que dirige los ensayos del medicamento.

El medicamento promete una protección inmediata que podría jugar un rol vital en la reducción del impacto del virus en el mundo, hasta que todas las personas hayan sido inmunizadas.

“La ventaja de este medicamento es que le proporciona anticuerpos inmediatos”, dijo Houlihan, y recordó que las vacunas no proporcionan la inmunidad completa hasta después de un mes de ser aplicadas.

El equipo encargado de desarrollar el nuevo medicamento espera que el ensayo demuestre que los anticuerpos pueden protege contra COVID-19 durante en periodo de entre seis y 12 meses.

De ser así, l medicamento podría estar disponible de marzo a abril en el Reino Unido si es aprobado por los reguladores sanitarios, luego de que revisen evidencia de su funcionamiento.

Te puede interesar: Advierte OMS que COVID-19 no será la única pandemia que el mundo deberá enfrentar