La oposición de Venezuela exigió el lunes al gobierno una explicación sobre un cheque en moneda venezolana por el equivalente a 70 millones de dólares que le fue encontrado a un exfuncionario iraní.

La coalición opositora dijo en un comunicado que el gobierno debe esclarecer por qué el iraní tenía el cheque de 300 millones de bolívares venezolanos que le encontraron las autoridades aduaneras de Alemania.

La revista alemana Bild am Sonntag informó el domingo que el iraní que intentó ingresar a Alemania con el cheque era Tahmasb Mazaheri, extitular del banco central de Irán.

El semanario agregó que las autoridades de aduana en el aeropuerto de Dusseldorf hallaron el documento en el equipaje de Mazaheri el 21 de enero al llegar desde Turquía, y que el exfuncionario iraní dijo a las autoridades que el dinero sería usado para la construcción de 10 mil apartamentos financiados por el gobierno venezolano.

Ya antes se ha hecho pública la estrecha relación entre el gobierno del presidente Hugo Chávez con Irán. Se sabe, por ejemplo, que este país ha ayudado en la construcción de vivienda pública en Venezuela.

Bomba de tiempo

Irán podría desarrollar un arma nuclear en cuestión de meses, afirmó el lunes un exdirector de los servicios de espionaje militar de Israel.

Amos Yadlin indicó que Teherán ya tiene todos los componentes necesarios para construir una bomba atómica. En el momento en que decida hacerlo, podría concluirla en un período de entre cuatro y seis meses.

Yadlin hizo su afirmación en una conferencia de prensa en la que se anunció el panorama estratégico del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional, con sede en Tel Aviv, que él encabeza.

El primer ministro Benjamin Netanyahu ha dicho que, a más tardar a mediados de año, Irán podría cruzar el umbral en la fabricación de armas atómicas que el gobierno israelí ya no sería capaz de tolerar.

Israel ha insinuado repetidas veces que, de ser necesario, podría actuar militarmente para detener el programa nuclear de Teherán. Afirma que dicho programa busca desarrollar bombas atómicas, algo que Irán niega.

La semana pasada, Irán anunció sus planes para acelerar significativamente el ritmo de enriquecimiento de uranio.

El gobierno indicó sus intenciones de acelerar su programa nuclear al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Irán insiste en que no desea tener armas nucleares y alega que tiene el derecho a enriquecer material para su programa nuclear civil. 

En un desafío a las demandas del Consejo de Seguridad de la ONU para que detenga su programa de enriquecimiento, Irán lo ha ampliado. Varios expertos afirman que Teherán ya tiene suficiente material enriquecido para varias armas nucleares. (Fuente: AP)