Dos fiscales turcos acusaron a dos niños, de 12 y 13 años, respectivamente, por insultar al presidente Recep Tayyip Erdogan, luego de que destruyeron un póster de él, reportaron ayer medios locales.

El fiscal de la ciudad de Diyarbakir busca imponerles penas de cárcel de entre 14 meses y cuatro años y ocho meses, según el diario Hurriyet.

Trascendió que ambos fueron sorprendidos rasgando un afiche de Erdogan en una calle de Diyarbair, pero ellos se defendieron diciendo que solo buscaban vender el papel.

Los niños están siendo acusados bajo un artículo del código penal que castiga a quien “afecte la imagen” del jefe de Estado con hasta cuatro años de prisión.

Erdogan se ha vuelto cada vez más autoritario desde que se convirtió en presidente en agosto de 2014. Entre los más afectados se encuentran artistas, periodistas y niños en edad escolar.