Una jueza guatemalteca ordenó el jueves suspender el proceso por delito de genocidio contra los ex generales Efraín Ríos Montt y José Rodríguez, una medida que la fiscalía declaró improcedente y prometió que el proceso continuaría tal como estaba previsto.

La jueza Carol Patricia Flores, quien fue recientemente confirmada en el caso después de que fuera recusada en febrero del 2012, hizo el anuncio luego de que los procedimientos del día terminaron abruptamente cuando los abogados de Montt abandonaron el tribunal alegando que el juicio era ilegal.

“Resuelvo mediante lo ordenado tanto por la Corte Suprema de Justicia y la Cámara de Amparo y Antejuicios: dejar sin efecto todo lo actuado desde la fecha en que se resolvió la parte del juicio oral en que se evalúan las pruebas para dar apertura al proceso”, dijo la jueza Flores.

Ríos Montt gobernó Guatemala en 1982-1983 después de un golpe militar en uno de los períodos más cruentos en la guerra civil del país. La fiscalía le acusa de la muerte de mil 771 indígenas ixiles durante su gobierno de facto en que aplicó una campaña de “tierra arrasada” para eliminar el apoyo a los guerrilleros de izquierda.

Flores fue objetada por la defensa por considerarla parcializada en noviembre de 2011, cuando Ríos Montt tenía inmunidad por ser diputado al Congreso y no había sido acusado de genocidio. La jueza no explicó por qué dejó sin efecto todo lo actuado en el caso desde que comenzó el proceso.

La fiscal general Claudia Paz y Paz calificó de ilegal la decisión de Flores y afirmó que la fiscalía iba a recurrir a todos los recursos a su disposición a fin de impedir que la jueza interfiera en el juicio. 

La activista guatemalteca Helen Mack dijo que los abogados de Montt se están valiendo de cuanta táctica tienen a su alcance para demorar el proceso.

El País lo atribuye a la presión de grupos ultraconservadores que ante el temor de ser salpicados comenzaron a decir que el juicio dividía al país. 

Desde el comienzo de este, en marzo, el tribunal ha escuchado desgarradores relatos de docenas de personas que sobrevivieron la ofensiva militar. (AP)