California prohibirá la venta de autos nuevos que usen gasolina a partir de 2035

La medida toma en cuenta la necesidad urgente de abordar el cambio climático y ayuda a frenar la contaminación que producen este tipo de vehículos

California prohibirá la venta de autos nuevos que usen gasolina

Estudios señalan que los vehículos que usan gasolina son la principal causa de gases de efecto invernadero en Estados Unidos

Comparte esta nota

El gobierno del estado de California, en Estados Unidos, aprobó suspender a partir de 2035 la venta de vehículos nuevos que funcionan con gasolina o combustibles fósiles.

La medida pretende reducir drásticamente las emisiones de dióxido de carbono durante las próximas dos décadas.

La medida fue aprobada el pasado jueves por la Junta de Recursos del del Aire de California (CARB, por sus siglas en inglés), el organismo estatal a cargo de combatir la contaminación ambiental.

El gobernador Gavin Newsom ha calificado de “intrépida” e “innovadora” la iniciativa que ayudará a transformar la industria automotriz en Estados Unidos.

“Es un gran día no solo para California sino para el mundo entero”, celebró Lauren Sánchez, asesora climática del gobernador demócrata, Gavin Newsom.

¿En qué consiste la medida para reducir los autos que funcionan con gasolina?

La medida obliga a los fabricantes de automóviles a eliminar gradualmente la producción de los que funcionan con gasolina y diésel e incentivar los que funcionen con energías más limpias.

Para los expertos, se trata de “la acción más importante y transformadora que haya llevado a cabo”.

Lee también: Cambio Climático, la rebelión de las especies

Si los fabricantes no cumplen con la legislación, se les podría multar con hasta 20 mil dólares por cada vehículo que no cumpla con las nuevas condiciones, adelantó CARB, informa el diario ‘Los Angeles Times‘.

Según los responsables de la calidad del aire, la nueva normativa reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero de los automóviles en más de un 50% de aquí a 2040.

Cabe señalar que la medida solo se aplicará solo a autos, camionetas y SUV nuevos, por lo que seguirá siendo legal conducir vehículos con motor de combustión interna, adquirirlos en el mercado de segunda mano o en otro estado.

Los vehículos son la principal causa de gases de efecto invernadero en Estados Unidos y representan el 28 por ciento de la huella de carbono de la potencia mundial.

Salir de la versión móvil