¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
Nacional

UE

¿Brexit or Not Brexit?

Andrea Montes Renaud

Gran Bretaña está en estado de shock tras el asesinato, ayer por la tarde, de Jo Cox, parlamentaria laborista de 41 años, que se encontraba haciendo campaña para la permanencia de Reino Unido dentro de la Unión Europea.

Asesinada a tan solo unos días del referéndum sobre Europa, la diputada “se derrumbó en un charco de sangre”, según un testigo, después de haber sido asesinada en una calle de la pequeña ciudad de Birstall, en el corazón de su circunscripción de Yorkshire.


Jun 16, 2016
Lectura 7 min

35% de los no graduados han votado por que Gran Bretaña salga de la UE

Según The Guardian, la preferencia hacia la ‘salida’ está en estrecha relación al tema de la inmigración, promovida por los defensores del antieuropeísmo 

Gran Bretaña está en estado de shock tras el asesinato, ayer por la tarde, de Jo Cox, parlamentaria laborista de 41 años, que se encontraba haciendo campaña para la permanencia de Reino Unido dentro de la Unión Europea.

Asesinada a tan solo unos días del referéndum sobre Europa, la diputada “se derrumbó en un charco de sangre”, según un testigo, después de haber sido asesinada en una calle de la pequeña ciudad de Birstall, en el corazón de su circunscripción de Yorkshire.

Cox, que habría recibido tres balazos además de ser apuñalada, murió poco después de su traslado al hospital de Leeds, en el norte de Inglaterra, y un hombre de 52 años de edad, ya fue detenido cerca del evento.

La policía declaró que se trató de un “hecho aislado”, y las campañas, por y en contra del Brexit, se suspendieron rápidamente.

“Hemos perdido una estrella”, comentó el Primer Ministro, David Cameron, lamentando la “trágica pérdida”.

Por su parte, Boris Johnson, a la cabeza del Brexit, y rival del Primer Ministro, detuvo inmediatamente sus actividades de campaña, tras conocer “la horrible noticia”.

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, dijo que estaba “en estado de shock y tristeza por el horrible asesinato de Jo Cox.”

También se manifestaron una interminable sucesión de políticos de todas las tendencias en el país.

Este evento ha sorprendido, sobre todo por tratarse de un país donde los asesinatos por armas de fuego son poco frecuentes debido a leyes tan severas que se aplican a la detención y control de las fronteras para limitar el tráfico.

Clima de inquietud

Con un 53 por ciento a favor del Brexit y un 47 por ciento en contra en las encuestas de Ipsos Mori, y un 52 por ciento y un 48 por ciento, en las de Survation, ambas consultas realizadas por teléfono eran esperadas con impaciencia, pues los sondeos hasta entonces publicados declaraban una mayoría de los votos para mantener al Reino Unido dentro de la UE.

Sin embargo, estos dos últimos resultados reforzaron la preocupación de los pro-europeos, al menos en Londres y en Bruselas, a pesar de que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ya dijo que “la UE no está en peligro de ‘morir’ si el Brexit gana”.

Pero en Londres, el Banco de Inglaterra reiteró que consideraba que el referéndum era el “mayor riesgo inmediato” a los mercados financieros británicos y mundiales.

El voto a favor de mantener al Reino Unido en la Unión Europea ya se estancó en la opinión británica. El lunes 13 de junio dos encuesta del periódico The Guardian declararon el Brexit ganador con un 53 por ciento.

Y durante los últimos 10 días, la opinión ciudadana predice una victoria al voto de salida.

El sitio WhatUKthinks, que compila las urnas y propone una “encuesta de encuestas”, ahora da al Brexit el 52 por ciento frente al 48 por ciento de media, en la votación.

Según The Guardian, la preferencia hacia la “salida” está en estrecha relación al tema de la inmigración, promovida por los defensores del antieuropeísmo, que se han aprovechado de la publicación, a finales de mayo, de las estadísticas sobre migración, que reflejaron los flujos más altos durante ese mes con 330 mil personas que llegaron en 2015, entre ellos, 184 mil procedentes de la UE.

Y es que, estas cifras contradicen la campaña del Primer Ministro, David Cameron, por mantenerse en la UE, pues su gobierno se había comprometido a dejar el número de inmigrantes abajo de los 100 mil.

Las divisiones sociales

Para la campaña del referéndum por la permanencia o salida de la UE, ambas partes utilizan la evidencia de encuestas de opinión recientes, como la edad, clase o educación.

¿Los diferentes sectores de la sociedad británica tendrán probabilidades de llegar a una conclusión similar, o es el referéndum un paso que va a exponer las fuertes divisiones sociales sobre el tipo de país que los británicos quieren ser?

Existen divisiones sociales significativas en la actitud de la gente frente a la Comunidad Europea. Por ejemplo, las personas mayores son mucho más propensas que las jóvenes para votar la salida de la UE.

Los datos recopilados por WhatUKthinks muestran que nada más el 25 por ciento de los votantes de entre 18 y 34 años de edad quieren salir, mientras que las personas de más de 55, representan el 46 por ciento del voto del Brexit.

Sobre la permanencia en la UE, los graduados universitarios son más propensos a querer permanecer con un 78 por ciento, frente a aquellos sin un título de educación superior, que representan el 35 por ciento del voto.

Esto lo atribuyen a que las personas más jóvenes también tienen más probabilidades de haber tenido una educación universitaria. Así como, tal vez, ser más conscientes de las diversas culturas, que tal educación les dejó, para asegurar el empleo en un mercado laboral internacionalizado aprovechando las disposiciones de traslado y libre circulación dentro de la UE, para buscar trabajo en otro Estado miembro.

Por el contrario, los que tienen un menor número de títulos de estudios y, por tanto, un empleo más inseguro y peor pagado, sienten esa libertad de movimiento como una amenaza para encontrar trabajo y ven como un peligro a la inmigración que restringe su capacidad y posibilidad de ganarse la vida.

Posturas encontradas

Las posturas adoptadas por los políticos Conservadores y Laboristas también son cruciales para el resultado final.

Tanto el partido Laborista como el partido Conservador están divididos sobre el tema.

De acuerdo a los cuatro últimos sondeos, en el partido Conservador, el 42 por ciento de los votantes que dicen querer permanecer, coincide exactamente en un 42 por ciento con los que dicen que preferirían salirse. Mientras que en un partido Laborista enormemente dividido, el 52 por ciento quiere quedarse, frente a un 27 por ciento que quiere la salida.

Mientras tanto, a pesar de que fue un gobierno conservador el que llevó al Reino Unido a la UE, durante las dos últimas décadas el partido se ha vuelto cada vez más escéptico acerca de una UE, que según muchos parlamentarios conservadores, ha empoderado a los otros Estados miembros.

Con esto, los partidarios de ambos partidos estarán divididos en sus puntos de vista para permanecer en la UE.

Amenaza evidente

Por otro lado, este referéndum se lleva a cabo como consecuencia de la subida del UKIP durante la última legislatura, y la amenaza evidente que el éxito de este partido de ultra derecha supone para las perspectivas electorales de los conservadores.

Y dado que la oposición a la UE representa la razón de ser del UKIP, se puede anticipar que casi todos los que apoyan al partido de ultra derecha votará la salida el próximo 23 de junio.
 


Notas relacionadas

Mar 12, 2020
Lectura 5 min

UE

La disputa por los recursos naturales de África

Viviana Bran


Mar 12, 2020 Lectura 5 min

Mar 3, 2020
Lectura 6 min

UE

Grecia, la barrera de migrantes en Europa

Viviana Bran


Mar 3, 2020 Lectura 6 min

May 15, 2019
Lectura 6 min

UE

La desconfianza europea

Mariana Recamier


May 15, 2019 Lectura 6 min

Oct 30, 2018
Lectura 3 min

UE

Regresan los conflictos a Grecia

Indigo Staff


Oct 30, 2018 Lectura 3 min

Comentarios